Prólogos

 

 

 

 

 

 

Verdaderamente es justo, digno equitativo y saludable..….hacer un libro como este. Así empieza el Prefacio.

 

Los autores de este magnífico trabajo han demostrado sobradamente su conocimiento e interés en ayudar a un tipo de personas que por circunstancias bien distintas, edad, enfermedades, economía, tiempo, conocimientos, soledad etc., no han tenido fácil adquirirlos. Y en esta tercera, cuarta o quinta edad son muy útiles y necesarios.

 

Por supuesto hacen hincapié en lo que hoy día preocupa en general, la dieta o buena alimentación, en aras de una esperanza de vida más larga y saludable.

 

         Teniendo en cuenta que a ciertas edades son frecuentísimos los problemas con la dentadura, las depresiones, desgana, falta de apetito, monotonía etc., y sobre todo la soledad para comprar, fabricar y compartir.

 

         Muchas veces no pensamos los perjuicios por exceso de grasas, picantes, etc., ante enfermedades crónicas como diabetes, tensión arterial, problemas de corazón, estomacales, etc., o tampoco a la hora de organizar un menú o comida, pensamos que prescindimos de alimentos ricos en vitaminas minerales, etc., que nos pueden ayudar.

 

         Es difícil comer solos con ilusión y apetito a ciertas edades y en muchos casos si puede ser bueno, bonito, fácil y barato…

 

         Este es un magnífico recetario, natural, sencillo y bien construido, explicado desde el principio hasta el fin y AMENO.

 

         Es muy importante para ayudarnos a comer con gusto el aspecto y presentación de los alimentos que para nada tiene que ser sofisticado. Gajos de limón, pedacitos de tomate, unas hojas de lechuga, rodajitas de zanahoria algo de perejil o hierbabuena, hacen un final precioso y todo se come.

 

         Yo siempre he escrito y dicho, que alrededor de una buena mesa discurre el todo de una vida. Vida de familia, amistad, celebraciones, bautizos, bodas, comuniones…etc., incluso en muchos casos se cierran importantes acuerdos y negocios.

 

         Mientras se pueda es útil, entretenido y beneficioso hacer la compra uno mismo, y previamente una lista.

 

         También me parece útil y rentable cocinar algo más ampliamente, ya que hoy día los medios que existen de frío, envases y conservación son muy buenos y nos permiten ganar tiempo. Hacer unas lentejas para dos o tres veces nos ahorra tiempo y dinero siempre que las guardemos y conservemos en óptimas condiciones.

 

         Todas las recomendaciones de este libro son útiles y necesarias, horarios de comida, moderación, líquidos, consumo de frutas, verduras, etc., medidas y tiempo aproximado de cocción, especias, hierbas, etc.,

 

         Yo especialmente encuentro divino el apartado sobre cocinar con vino. El vino cocinando como aquí explican, no dará más que buen gusto y buen recuerdo, para nada hace daño a la salud.

 

         Tienen en sus manos un recetario bello, bueno y sencillo con el que no solo disfrutarán ejecutándolo; también aprenderán, recibirán calidad, gusto y entretenimiento.

 

         Y para terminar con respeto como en el Prefacio, “Ángeles, Arcángeles, Serafines y Querubines os ayudarán a alabar no solo al Señor diciendo Hosanna, Bendito…… sino a estos mis buenos y queridos amigos a los que de corazón felicito por esta idea y se que tendrán el éxito que su trabajo merece.

 

         Como cocinera con algo de experiencia y en la cuarta edad de la que se puede y debe disfrutar, comiendo y guisando, os recomiendo seguir sus consejos. Haced vuestra cocina CON AMOR.

 

         A ellos les doy mi más cariñosa enhorabuena…. y mi amistad.

 

 

Lalo Grosso. Cocinera Gaditana.

 

 

 

Prólogo II

Lo cierto es que no conocemos con exactitud cuales han sido los motivos esgrimidos por los autores para que nosotros vayamos escribiendo este prólogo, escoltando con humildad al de la ilustre abuela y cocinera Lalo Grosso, pero en el fondo nos da igual ya que nos ilusiona tanto como nos complace. Aunque pensándolo bien, seguro que en la decisión de Julio y Pepe, tienen que ver y mucho, nuestra vieja amistad y nuestra veteranía en la vida, sin olvidar nuestra pertenencia, Geño como decano y Faly como abuelo, en el Grupo Gastronómico Gaditano (GGG) desde su constitución.

 

23 de Abril de 1986: punto de partida de un grupo de amigos, amantes de la gastronomía, que se asocian con el idílico objetivo de conocer y divulgar la cocina tradicional gaditana. Nace el GGG, admirando esa cocina sencilla de nuestras abuelas y madres, la cocina de siempre, la de toda la vida, la de ayer y –cada vez menos- de hoy. Siglo XXI, año 2005, otra vez 23 de Abril y el GGG sigue cumpliendo años –19 ya - y nosotros con ellos, y con Julio y con Pepe y con los demás...manteniendo nuestra identidad y una relación sentimental con la cocina gaditana.

 

Y en ese contexto, se ha fraguado la idea de escribir este libro, por dos de los miembros de “más peso” del GGG, con el pretencioso pero hermoso objetivo de ayudar a que mejore la alimentación de nuestros mayores, es decir de nosotros mismos. Para ello funden sus conocimientos culinarios con los derivados de la profesión sanitaria a la que pertenecen, lo que junto a la sencillez de las elaboraciones, los consejos dietéticos y nutricionales y los trucos prácticos, hacen de este libro un acertado manual que será de gran utilidad para el numeroso colectivo al que se dirige.

 

Por el conocimiento de su trayectoria en el seno del GGG, podemos dar fe del cariño y de la paciencia de los autores, de ahí que no nos sorprendan los aspectos tan diversos como sencillos que encontramos en el libro, que abarcan desde recetas de corte clásico a recomendaciones médicas, sin olvidar otros aspectos no menos importantes, como los económicos en la adquisición o el aprovechamiento de lo que se cocina, o los de índole sociofamiliar, que ayudan a paliar la soledad, el aislamiento, la dejadez.., entre otros. El temario elegido es tan sencillo como completo, abarcando una amplitud que va desde el gusto por compartir o recomendaciones al comprar, hasta consejos dietéticos, nutricionales o específicos en el momento de cocinar. Las recetas se explican con la humildad del principiante, pero se percibe el sabor y el olor casero, tan característico y añorado de la ancestral cocina tradicional.

 

El GGG se enorgullece de que este libro vea la luz y felicitamos de todo corazón a nuestros amigos, los autores, y como no podría ser de otra forma, a todos aquellos, mayores o pequeños, que lo lean, ya que estamos convencidos de que será de su agrado.

 

 

Eugenio Barea y Rafael Paúl

Grupo Gastronómico Gaditano

 

 

 

Volver