En el Carnaval de Cádiz 1987

Chirigota "La Dictadura Postiza"

 

 

Chirigota "La dictadura postiza" en los camerinos del Teatro Falla

 

 

Tras el éxito conseguido por el grupo el año anterior con los Tontos de Capirote, este año Javier Osuna dirigió sus agudos dardos en forma de coplas fundamentalmente a los militares, con duros alegatos en contra del servicio militar, aunque no se salvaron partidos y personajes políticos, el machismo en el carnaval, el fútbol como inductor del lavado de cerebros, etcétera,  la chirigota tuvo muy buena aceptación por parte del público y la crítica, evidentemente no ocurrió lo mismo con las fuerzas armadas y los sectores más conservadores de Cádiz. El tipo representaba a los dictadores más significativos del siglo XX, Gadafi, Hitler, Franco, Bokasa, Idi Amin, Margaret Thacher, Reagan, Pinochet, Hassan II, Mao, Mussolini y Fidel Castro. El impacto no fue tan fuerte como cuando las críticas fueron hacía la iglesia, por lo que la agrupación no llegó a la gran final.  

 

 

 

La chirigota en el escenario del Gran Teatro Falla

 

 

"Nunca he visto darle tantas vueltas a un filetes antes de comerlo", decíamos al terminar uno de los ensayos generales de aquel año en el restaurante de la estación marítima de Cádiz, la explicación de este comentario era muy sencilla, letras como las que se reflejan a continuación, hicieron atragantarse la comida a mas de uno de los militares de verdad, que en gran cantidad acudieron esa noche a escucharnos.

 

Da igual el color, de gris, de marrón o de faena,

destilando odio y rapada la melena,

dejando los huevos en el palo la bandera,

perder el tiempo es la gran regla primera.

Un calabozo para siempre en el recuerdo,

setecientas pesetas que te pagan de sueldo,

todo se obliga y el porro se castiga,

mientras el señor oficial se emborracha en la cantina.

A la orden de usía y digo excelencia,

¿porque oprime y encierra la objeción de conciencia?,

si porque si, no porque no,

soldados suicidados es el triste resultado.

 

 

 

A pesar de sufrir la experiencia del maquillaje con el coro Callejón de los Negros, en esta ocasión me disfracé de Idi Amin, "más limpieza de cutis". Otra de las letras que más gustó y que nos generó algún que otro problema, fue:

 

Con su traje de chaqueta cruzada

camisa inmaculada, burocrata obsesivo

luce una imagen cínica y cuidada

con barba recortada de falso subversivo

Obstenta ahora un puesto respetable

impregnado de fragancia burguesa

y el lujo del despacho donde abarca

con fotos del monarca, las riendas de la empresa

Titular de silloncito, con tu puño y rosa, te has pringao de mierda

que a pesar del logotipo, tu ideal reposa lejos de la izquierda

Como mimas la camada, colocando al camarada

La partida de las urnas, del discurso vano, ganas de momento,

mas la partida que nunca, tendrás en tus manos, es la del nacimiento.

 

 

 

Volver a en carnaval    Volver a portada