UNA ENFERMERA EN LA CORTE DEL REY ARTURO

 

1.- La leyenda

    Tras mis estudios de enfermería, me invitaron a una gran fiesta, en ella se encontraban todos mis compañeros y compañeras de promoción y juntos comimos y bebimos hasta bien entrada la noche. Pasadas las doce alguien saco con mucha parsimonia una gran ponchera que contenía un extraño brebaje, yo como estaba lanzada fui de las primeras en beber, y de pronto entre mareada y atónita, me encontré en una especie de Camelot Sanitario del que todavía no he podido regresar, con Merlín, el Rey Arturo, la tabla redonda, pero todos adoptando, como ya veréis, unas formas muy particulares.

    Una de las primeras cosas que presencie, fue el origen de la leyenda. Un buen día, en un bosque cercano a la capital del reino, se celebraba un torneo para decidir mediante la lucha, quien seria el próximo rey. Tres caballeros principales eran los favoritos: Sir Griñan "el del pelo alborotado", Sir Romay "el caballero tan torpe que nunca dejara de ser Becaria" y Sir Amador "la caballera sin caballas". Sir Romay, perdió su espada justo antes de la justa y tras dos horas de insistencia de Merlín su protector (personificación de los que tiran de los hilos, los que tienen la manteca, los que no son ni de izquierdas ni de derechas pero siempre mandan), para que fuera a buscar otra arma, encontró la espada clavada en la roca, por pura casualidad y por el plano que le hizo Merlín de donde estaba. 

Tras esto fue proclamado rey. 

 

 El grial / La batalla / Dragón bicéfalo / Caballeros negros I

La espada / Caballeros negros  II / Efecto 2000 / Morgana / Pócimas

Contestación / Mordered / Ginebra 

Volver a la portada