INTERVENCIÓN EN EL 25 ANIVERSARIO DE LA ESCUELA DE ENFERMERÍA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO PUERTA DEL MAR DE CÁDIZ

 

 

 

Presentación.-

          Me gustaría en primer lugar, como director técnico actual, dar las gracias a las autoridades, profesores, representantes de otras Escuelas de Enfermería, profesionales del hospital Puerta del Mar y alumnos de nuestra escuela, por su asistencia a estas jornadas conmemorativas del 25 aniversario de la Escuela U. de Enfermería del Hospital U. Puerta del Mar de Cádiz. Agradecer especialmente su presencia en este acto a Rosa María Alberdi Castell y María Ángeles Garces French, que a pesar de sus ocupaciones han hecho un especial esfuerzo por estar aquí hoy presentándonos sus últimas reflexiones sobre la profesión enfermera.

           Esta Escuela se constituye como tal el 11 de junio de 1974, par formar futuras Ayudantes Técnicos Sanitarios Femeninos, en un momento histórico donde la necesidad de estos profesionales era importante y el Sistema Sanitario Público consciente de ello, asume ese reto. Su adscripción en primera instancia se produce a la Facultad de Medicina de Cádiz, que dependía de la Universidad de Sevilla, ya que Cádiz aún no tenía Universidad. Desde entonces hasta ahora han sucedido, como comprenderán, muchas cosas, para que nos hablen de ellas paso a presentarles a los integrantes de la primera mesa, aquellos de ustedes tengan mejor memoria (no quiero referirme a edad, ni antigüedad para no herir susceptibilidades), podrán notar la ausencia de Mariquilla Cervera, primera directora técnica de la escuela a la que nos ha sido imposible localizar y a la que desde aquí enviamos un cariñoso saludo. Los componentes de esta mesa, que fueron todos ellos directores técnicos en distintas etapas de nuestra escuela son: D. Eloy Olivan Fernández, D. Álvaro Bernalte Bernacet, Dña. Rosario Gil Sacaluga y Dña. Consuelo López Fernández.

 

Etapa 1992/1999.- 

           Mi etapa como director técnico de la Escuela, comienza en julio de 1992, tras un curso en el que se produjeron profundos e importantes cambios introducidos por la anterior Directora Consuelo López, para mí significó un gran reto asumir esta dirección, sobre todo porque en mi quehacer anterior desde el departamento de docencia e investigación de la dirección de Enfermería, era tremendamente crítico con las Escuelas de Enfermería respecto al tipo de formación que sus alumnos recibían, en estos últimos años me he dado cuenta que en buena parte estaba equivocado, no era consciente entonces de las dificultades que entraña cualquier modificación, por pequeña que esta sea, en estructuras tan consolidadas como las docentes.

          Una vez amansadas las aguas del torbellino que genera cualquier cambio, mi intención era sobre todo consolidarlo, porque creía profundamente que la dirección tomada el curso anterior era la correcta, sobre todo teniendo en cuenta, que ante la dificultad para conseguir un contrato de trabajo en estos últimos años y la competencia profesional requerida en muchos centros a los enfermeros/as, el alumno a formar por la escuela debía de alguna forma ser distinto. Para ello tomamos como objetivo, aunque la palabra carezca de calor, el producto que la escuela pretendía conseguir, esto es lograr un profesional enfermero/a capaz de:

         -         Ofrecer a individuos o grupos que lo necesiten, una atención integral y de calidad,                  ayudándolos a restablecer su propio cuidado.

-         Planificar sus intervenciones, reflexionando y cuestionando su propia actuación.

-         Administrar los recursos a su cargo.

-         Trabajar interdisciplinarmente con otros miembros del equipo de salud.

-         Contribuir al desarrollo de su disciplina.

 

Para ello tomamos el proyecto del equipo anterior y con algunos matices intentamos seguir avanzando en la consecución de sus objetivos. Para las asignaturas que denominamos enfermerías aplicadas, que aún no contaban con profesorado enfermero, se siguieron los pasos para que lo tuvieran, intentando lograr con ello una mayor coordinación teórico/práctica. También intentamos dar una orientación a estas asignaturas enfermeras más uniforme, intentando básicamente que la mayoría de profesores que las impartían compartiera unos objetivos comunes, para las asignaturas básicas o de apoyo se intentó transmitir a su profesorado nuestra intención para modificar en lo posible su orientación hacia los mismos objetivos. Para esto último se potenció la labor de las áreas funcionales de la escuela. Concediendo gran importancia a la forma de transmitir el mensaje a los alumnos, se fomentaron y propiciaron metodologías innovadoras en el proceso enseñanza/aprendizaje.

Durante el primer semestre de 1994, estuvimos trabajando junto a la escuela de enfermería del Hospital de Jerez, en la elaboración de un catalogo de optativas para los nuevos planes de estudio, que posteriormente fueron discutidas con los responsables de la Universidad de Cádiz. Evidentemente durante este proceso, intentábamos configurar un plan con el se garantizaran nuestros objetivos. Este plan de estudios se puso en marcha en octubre de 1994 para primer curso y desde ese momento progresivamente en el resto. Como ejemplo de lo innovador del mismo, se introducen asignaturas optativas como:

-         Sociología de la salud.

-         Desarrollo del ser humano.

-         Pedagogía para enfermeras.

-         Metodología de la investigación.

-         Comunicación en los cuidados.

-         Técnicas de modificación de conductas en los cuidados.

 

 Con el fin de evaluar los cambios introducidos en la orientación de los estudios de esta escuela, desde 1991, se diseña un proyecto de investigación que es becado por la junta de Andalucía, cuyos resultados fueron:  

-         Los alumnos egresados de esta escuela durante los años 1993, 94 y 95, piensan en general que la orientación de los estudios recibidos fue buena.

-         Les resulta difícil aplicar en algunas ocasiones lo aprendido, pero son conscientes de la necesidad del paciente de ser atendido integral y sistemáticamente.

-         Ante un entorno difícil, por falta de tiempo, conexión metodológica con compañeros o falta de medios, prefieren esperar a la mejora de las condiciones del entorno antes de intentar producir algún cambio.

 

Finalizado el curso 1996/97, es decir tras concluir los estudios la primera promoción formada con este nuevo plan, se procedió a la evaluación del mismo por parte de los alumnos, los profesores y la dirección de la escuela, enviando esta última un informe, con el fin de que fuera tenido en cuenta para futuros cambios en los planes, a los responsables de la Universidad de Cádiz. 

 

         En otro orden de cosas, la necesaria formación continuada del profesorado, tan necesaria para conseguir el mejor proceso enseñanza aprendizaje para el alumno, contó siempre con el apoyo tanto de esta dirección técnica, como de la dirección de enfermería y demás responsables del hospital, fruto de ello y del interés del profesorado por ofrecer la mejor y más actualizada formación posible a sus alumnos, se realizaron en los últimos años desde la escuela 28 comunicaciones a congresos, tres de ellas elaboradas y presentadas íntegramente por alumnos, 16 publicaciones en revistas y libros de enfermería y cuatro proyectos de investigación becados por la Junta de Andalucía y el F.I.S. del Ministerio de Sanidad.

 

         También el profesorado de la escuela ha colaborado con institutos de enseñanza primaria y secundaria en la formación de sus alumnos y con distintos hospitales de Andalucía en la formación continuada de sus profesionales. La escuela organizó junto a la Asociación Española de Enfermería Docente en diciembre de 1997,  sus XVIII Jornadas de Trabajo en Cádiz, con un notable éxito de participación y organización según los responsables de la citada asociación.

 

         Para finalizar solo comentar, que  los alumnos formados en esta escuela de Enfermería, tienen un sello especial, algunos de ellos comparten todavía con nosotros sus experiencias a través de su correspondencia o sus visitas, y os puedo decir sin equivocarme, que todos los integrantes de esta mesa y los que de cualquier forma han intervenido en su formación a lo largo de estos 25 años pueden sentirse orgullosos de su trabajo.

 

ACTO DE GRADUACIÓN DE LA PROMOCIÓN 1996/1999 

 Buenas tardes.

 

         Ante todo como director de la Escuela Universitaria de Enfermería del Hospital U. Puerta del Mar, agradecer su presencia en este acto, a las autoridades académicas, del Servicio Andaluz de Salud, del Hospital Puerta del Mar, profesores de la escuela y familiares de sus alumnos que celebran hoy la conclusión de sus estudios de Enfermería.

        Siempre es motivo de orgullo asistir al acto de graduación de una nueva promoción de enfermeros/as formados en nuestra escuela, este acontecimiento en esta ocasión si cabe es aún más especial, ya que hace solo unas semanas celebrábamos en este mismo escenario el 25 aniversario de la fundación de esta escuela de enfermería y tanto los distintos directores que esta ha tenido en nombre de su profesorado, como los exalumnos invitados al acto, expresaban la satisfacción de haberla dirigido, haber formado parte de su claustro o haberse formado en ella que sentian, espero que dentro de unos años también vosotros que hoy termináis vuestros estudios, la recordeis con cariño. También es especial, por el hecho de que en unos días con la firma del protocolo de integración de esta escuela en la Universidad, comenzará una nueva etapa para todos nosotros, como ya sabéis no sois la última promoción porque vuestros compañeros de 1º y 2º cursos terminarán sus estudios aquí, pero si vuestra despedida significa de alguna forma el comienzo de la nuestra. Las razones de esta integración son lógicas, cuando esta escuela se creó, las necesidades de formar enfermeros y enfermeras por parte de los hospitales era muy grande, en estos 25 años se creó la Escuela de la Universidad de Cádiz, somos de las últimas escuelas públicas que quedan por integrar y algunas razones más. Espero sinceramente, que nuestro profesorado pueda seguir con su labor docente dentro de la Universidad de la misma forma que lo ha hecho en esta escuela del Hospital Puerta del Mar. No quisiera terminar sin desearos suerte a todos los alumnos, en unos dias compañeros, de esta promoción, esperamos en poco tiempo veros desarrollar vuestro potencial como enfermero/as en la atención integral a las personas que necesiten de vuestros servicios. Nada más muchas gracias.

 

Volver a portada        Volver a Enfermero y profe