NECESIDAD DE LAS ESPECIALIDADES: AUMENTAR LA CALIDAD DEL CUIDADO ENFERMERO.

 

Resumen.-

         Actualmente existe una gran preocupación, por buena parte de los profesionales de Enfermería, sobre el desarrollo de la ley de especialidades de Enfermería (Real Decreto 992/1987). Por una parte la lentitud del proceso, por otra el desconocimiento sobre la orientación y contenido de los planes de estudios, la forma de acceso al estudio de la especialidad, la inclusión o no de determinadas especialidades anteriores a la Ley, las reivindicaciones de algunas asociaciones de profesionales enfermeros que pretenden especialidades no compartidas, están generando gran inquietud en el colectivo profesional. 

    La especificidad de la atención de enfermería a los problemas de individuos y grupos en áreas concretas de salud, la demanda social surgida ante la necesidad de cuidados a estos problemas, la necesidad de los profesionales de adquirir conocimientos y habilidades específicas, en pocas palabras trabajar con mas calidad  para los profesionales y recibir unos mejores cuidados para los clientes, hacen necesario a todas luces un desarrollo inmediato de las especialidades en Enfermería.         La formación enfermera no puede limitarse a un ciclo básico, aunque estemos de acuerdo con el documento de la Organización Mundial de la Salud, Enfermería en acción(1) , cuando plantea la necesidad prioritaria de una sólida y amplia formación básica de Enfermería, porque esto no implica que una enfermera formada así, no necesite una profundización en sus conocimientos y experiencias en áreas concretas del cuidado enfermero. 

Lo anteriormente expuesto tiene no obstante sus matices, las especialidades a desarrollar deben abarcar áreas amplias de la atención enfermera, no pueden dejar de orientarse hacia la integralidad en la prestación de los cuidados, no deben centrarse en la dimensión biológica del individuo o en patologías concretas.

Recientemente en el congreso nacional de una Asociación Española de profesionales de Enfermería, participé como invitado en una mesa redonda donde se trataba el problema de la necesidad de especialistas enfermeros, y tuve la oportunidad de escuchar a un compañero médico integrante de la misma, justificar la necesidad de una especialidad concreta, en la ventaja de tener un ayudante que hubiera profundizado en el estudio de determinadas técnicas, y al que poder confiarle con toda tranquilidad la atención del paciente. Creo que no hace falta hacer ningún comentario, pero aún así me gustaría decir, como lo hice en esa ocasión, que lo que este señor necesitaba no era una enfermera especialista y probablemente ni tan siquiera una enfermera. Afortunadamente son ya muchos los profesionales médicos que tienen clara la diferencia de trabajar junto a un compañero enfermero/a con un ámbito disciplinar claro.

Las especialidades de Enfermería debieran profundizar en áreas del plan de estudios, uniendo a la adquisición de conocimientos y habilidades, el desarrollo de actitudes, la experiencia clínica y la asunción de responsabilidades, capacitando a la enfermera/o para resolver problemas en materia de cuidados de forma científica, investigar y hacer participe al cliente y familia de dicho cuidado y de sus conocimientos(2). De esta forma estaríamos cerca de definir un prototipo de atención enfermera con el que poder medir la calidad de los servicios que ofertamos al cliente y establecer estrategias para mejorarlos. Bajo esta perspectiva, muchos compañeros que prestan sus servicios en lugares dominados hasta ahora por la tecnología, por otra parte también necesaria, donde hasta hace muy poco la Enfermería en el más amplio sentido del concepto, pasaba de puntillas, se encuentran en plena reorientación del servicio que prestan, entre otras razones para encontrar cabida en el desarrollo de futuras especialidades: visita preoperatoria, información individualizada previa sobre pruebas diagnósticas, protocolos de atención a pacientes en espera de intervención quirúrgica o exploración, etc.  

 

Volver a portada        Volver a enfermero y profe