ESTUDIO MULTICÉNTRICO SOBRE EL EMPLEO DEL TACTO COMO FORMA DE COMUNICACIÓN DEL PROFESIONAL DE ENFERMERÍA CON LOS PACIENTES.

 

Resumen.-

          El empleo del tacto en la relación enfermera/paciente es fundamental tanto para la transmisión de gran cantidad de mensajes, como para captar información. Es también el modo de contacto más directo y entre profesionales de la salud, es sin duda la enfermera quien lo utiliza más frecuentemente.

 

          Objetivo: El presente estudio intenta clarificar, como emplea el enfermero/a de nuestro entorno esta forma de contacto, así como los factores que influyen en el hecho de tocar a un paciente en cualquiera de nuestros centros hospitalarios.

 

          Método: Estudio descriptivo transversal, realizado en los cinco hospitales públicos del Servicio Andaluz de Salud de la Provincia de Cádiz. La recogida de datos se realizó mediante cuestionario autocumplimentado, que se distribuyó al azar y se estratificó por hospitales y servicios, entregándose a los 710 profesionales seleccionados como muestra.

 

          Resultados: 85% de respuesta. Entre los profesionales enfermeros encuestados, nos encontramos un 73,2% de mujeres y un 26,8% de hombres, de 23 a 64 años de edad. Existe un número importante (30%) de profesionales que se quejan de haber sido poco o nada tocados en su adolescencia y eso se traduce  en su poco hábito táctil tanto social como a los pacientes. Las zonas tocadas socialmente y a pacientes coinciden en general, priorizándose en los últimos sobre todo brazos y piernas. Se intenta transmitir, cuando se toca a los pacientes, sobre todo: Cariño, seguridad y comprensión. Se suele tocar más a pacientes ancianos, niños, adultos y adolescentes por este orden. Se toca más a pacientes graves conscientes, que a leves, en coma o con procesos infecciosos.

 

 

Volver a portada        Volver a enfermero y profe