LOS GRUPOS DE DISCUSIÓN EN INVESTIGACIÓN CUALITATIVA

 

Introducción:

 

K. Lewin y R.K. Merton son los antecedentes del grupo de discusión.

Lewin fuel el 1º en el estudio de la dinámica de grupos para conseguir objetivos en los procesos grupales.

Merton, junto con Fiske y Kendall, utilizó el concepto de “Fous Group” un “The Foused interview an jo groups” en 1956.

La técnica descrita por Merton y sus colaboradores han ido cambiando y lo que se conoce hoy como grupo utilizado adquiere formas diferentes y puede no seguir los procedimientos que Merton identificó.

 

1 El grupo de discusión.

 

Es una técnica de investigación social que trabaja con el habla.

Lo que se dic es analizado pensando que el habla de cada uno se articula el orden social y la subjetividad.

Es un grupo creado

Unos miembros han sido seleccionados por un agente exterior al grupo.

Se hacen un con propósito determinado.

Se hacen siguiendo un plan diseñado desde fuera del grupo propiamente dicho.

Es pues, un contracto, un artificio montado en función de una farsa.

Su formación debe estar adaptada al nivel de la realidad social en la que opera.

La dinámica de grupo es la técnica de aproximación empírica a la realidad social denominada “reunión de grupo”, “discusión de grupo” o “entrevista de grupo”.

Ovfi: “Se trata de una práctica  sui generis, con peculiaridades propias, que en realidad poco o nada tiene que ver con lo que se entiende –de forma ninguna- como dinámica de grupo en el ámbito de la psicología de los pequeños grupos.”

En sociología, el pequeño grupo no tiene finalidad experimental ni terapéutica.

Su objetivo es “el estudio de las representaciones sociales (Sistema de normas y valores, imágenes asociadas a instituciones, colectivos y objetos, tópicos, discursos esteoripados, etc.) que surgen a partir de la confrontación discusiva de sus miembros “ (Alonso 1998.

En España, su formulación teórica y metodológica se encuentra en los escritos de Ibáñez, A. Lucas, A. Ortí, F. Pereña y otros como M. Criado y J. Callejo.

El grupo de discusión reúne en si diversas modalidades de grupo que no tiene nada que ver con los grupos de la vida cotidiana.

Hay una combinación en la que los interlocutores, por el instigador, se esconden sus interlocuciones por oposición a los grupos naturales en los que las locuciones tienen siempre nombre y apellidos.

 

a)      Características del grupo de discusión.

 

M. Canales y A. Peinado señalan las siguientes características:

El grupo no es tal ni antes ni después de la discusión.

Tiene carácter artificial.

Existe porque el investigador lo reúne.

Es fundamental que los participantes no se conozcan previamente para evitar interferencias en la producción del habla.

El grupo de distución realiza un trabajo.

Existe por y para un objetivo.

Se muestra constituido por la tensión entre dos polos: el trabajo y el placer del habla.

Los participantes hacen uso del derecho al habla.

Ese derecho queda regulado en el intercambio grupal.

 

2.-  La técnica del grupo de discusión.

 

A)    Diseño.

Igual que con otras técnicas de investigación, el punto de partida es la formulación de tema y las hipótesis (provisionales siempre) que orientan la investigación.

El diseño depende en gran medida del investigador (de su formación y experiencia)

Ibáñez: Es una tecnología concreta que se diseña “ad hoc”, en cada investigación permitiendo intervención del investigador.

La investigación mediante grupos de discusión está sostenida por la estrategia de un sujeto.

Pero hay unas consideraciones básicas que hay que tener en cuenta para la composición y diseño de los grupos:

La muestra.

No responde a criterio estadístico sino estructurales.

Basa su estrategia en criterios relacionados.

En la selección se tiene en cuenta más las relaciones entre los elementos que los elementos en sí.

Utiliza el criterio de pertinencia: incluir en el grupo a todos lo que reproduzcan en su discurso relaciona relevantes.

Le persigue la representación tipológica, socio-estructural, de acuerdo con los propósitos de la investigación.

La composición del grupo.

Clase de actuantes en cada grupo.

Lo primero es determinar que tipos sociales se quiere escuchar. Cada tipo representa una variante discusiva.

Se suelen utilizar las variables sociodemográficas habituales (sexo, edad, estudios...) combinadas con otras variables que se consideran relevantes para el tema.

El número de variables depende de los objetivos del estudio y de la voluntad del investigador pero el criterio final debe ser la saturación del campo de hablar consideradas pertinentes.

Una vez diseñadas las relaciones que se van a escuchar, hay que excluir aquellas que no comunicables.

Son incomunicables cuando en la vida real están separadas por filtros de exclusión.

Ibáñez señala:  las de clase social, las edípicas (edad y sexo), las ecológicas (ciudad)la oposición fundamental de clase (propietario/proletario)

Las relaciones incomunicables imposibilitan el discurso en grupo.

Pueden desembocar en el silencio de los que ocupan la posición más débil.

Es previa una composición heterogénea, pero la heterogeneidad ha de ser inclusiva para que haya comunicación.

Si el grupo es homogéneo es más coherente pero su discurso es menos rico.

Si el grupo es heterogéneo es menos coherente pero su discurso es más rico.

La heterogeneidad excluyente dificulta la interacción del grupo.

El número de antecedentes de cada clase en un grupo no es indiferente.

Ejemplo: si hay dos bloques, uno de los mala tiene más tendencia a callar que el otros, hay que aumentar el nº de participantes en este bloque y disminutivo en el bloque de los más dispuestos a hablar.El tamaño del grupo

El número de personas está entre cinco y diez, que son los límites mínimo y máximo para que el grupo funcione correctamente.

Dos miembros no es un grupo

Tres miembros es un grupo embrionario (si un participante se inhibe ya no hay nada de articular las diferencias entre los otros dos) con 4 sucede algo parecido.

Con 5 miembros los canales de comunicación superan al nº de miembros y la relación grupal se hace posible.

Con más de 9 los canales son tantos que  el grupo tiende a dividirse en subgrupos con lo que se vuelve inmanejable para el prescriptor.

El número de grupos

El número de grupos no tiene por que ser muy grande, con relativamente pocos se pueden hacer una buena investigación.

Una vez establecida la composición de los grupos que se consideren pertinentes, basta con uno o dos para cada composición.

Ejemplo de L. Aguinaga y D. Lomas.

 

El trabajo de campo.

Diseñados los grupos y conocidas las características de sus integrantes dan comienzo el trabajo de campo y la convocatoria de los participantes en los grupos.

La convocatoria suele hacerse usando las redes de comunicación pre-existentes, que pueden ser públicas o privadas.

La red privada se refiere a familiares, amigos, vecinos, compañeros, etc.

La red pública se usa para hombres o mujeres públicos.

La red de comunicación puede tener más o menos pasos. La red de pocos pasos no es recomendable en principio porque se corre el riesgo de que los actuantes se conozcan y porque las relaciones concretas puestas en juego por la red pueden interferir el funcionamiento del grupo.

La red de relaciones privadas de varios pasos es el canal más adecuado para ponerse en contacto con los actuantes de un grupo de discusión.

El contacto con los actuantes suele realizarlo un profesional.

Ovti: “El diseño de una discusión de grupo siempre es un desidevatunm, nunca se dan las condiciones óptimas. Esto no es un obstáculo siempre ya que el azar puede producir emergentes importantes que no se habían tenido en cuenta” un diseño perfecto igual no se encuentra nunca.

El que realiza los contactos ha de procurar no influir en los miembros del grupo.

Debe informar del tema de modo muy genérico para que los participantes no tengan la posibilidad de preparar el tema y asistir con ideas preconcebidas.

La elección del local es especialmente importante en esta técnica.

Ibáñez considera que la elección del local es una “estrategia” fundamental para la formalidad del grupo que llama “estrategia de asentamiento”.

La estrategia de asentamiento es el complemento de la “estrategia de selección de los participantes”.

Hay que tener en cuenta la “significación del espacio”.

      Cada espacio físico puede estar cargado simbólicamente y , por ello, interferir en el funcionamiento del grupo.

Cada espacio produce efectos sobre el desarrollo del grupo.

Hay que buscar espacios no marcados que producen un efecto cero sobre el texto, mostrar los espacios marcados afectan a la producción del texto.

La disposición del espacio y sus componentes también tiene un valor significante, la mesa y las sillas son elementos rectores de esa disposición.

La mesa es una defensa imaginaria y una barrera real contra la excesiva aproximación entre los miembros del grupo.

La mesa inhibe el grupo básico y potencia el grupo de trabajo.

La forma de la mesa también es importante.

Las mesas alargadas dificultan la comunicación pues los actuantes a veces, no pueden ni verse.

La mesa alargada, especialmente la rectangular es poco recomendable para la realización de grupos.

La mesa redonda es la más recomendable. Es una metáfora del círculo que es la forma del grupo por excelencia. Facilita la comunicación de forma imaginaria.

El texto producido por el grupo se registra en cinta magnetofónica y/o vídeo.

El magnetófono registra el componente lingüístico del discurso.

El vide recoge los componentes secundarios kinésico del discurso.

El  magnetófono cumpla una función mítica: indica la dimensión laboral del grupo, pues en el se deposita el producto de su trabajo.

No es recomendable ocultar el magnetófono. Por razones éticas.

Estéticamente peligroso: la sospecha de la presencia es inasimilable.

La presencia patente de aparatos de registro es asimilada por el grupo como unos de los componentes de sí situación real.

La duración de un grupo de discusión debe estar establecida, o bien por el preceptor, o bien por haber sido determinada de antemano.

Este tiempo es variable.

Depende de la dinámica de cada grupo y del tema a tratar, del tipo de investigación y del grado de critalización del discurso.

La duración oscila entre una y dos horas.

 

b)      Funcionamiento del grupo.

Ibáñez distingue dos grandes clases de actuaciones.

Actuaciones de preceptor (moderador) que se concentran al comienzo con la “provocación inicial”, y después, en la “provocación continuada”.

Lo primero es provocar al grupo con la propuesta del tema.

Debe controlar mediante reformulaciones y/o interputaciones, la discusión de ese tema.

La provocación inicial incluye dos niveles:

Nivel visible: planteamiento del tema.

Nivel invisible: inserción subjetiva en la situación.

Ovtí: la presentación ha de estar controlada en los siguientes sentidos:;

El moderador no puede emitir juicios de valor.

Ha de adaptar su lenguaje a las características del grupo

Tiene que mantener su autoridad moral.

Callates y Peinado renumeradas actuaciones del prescriptor así:

interviene como motor del grupo.

Fomenta las relaciones simétricas (igualdad entre miembros)

Procura acallar al líder, controlarlo lo que para el grupo pueda seguir existiendo como tal.

Este es el caso del líder que se enfrenta al grupo y entonces el grupo se revela se inhibe en espera de que el moderador resuelva la dificultad.

Interviene en los nudos del discurso, buscando completar una información, señalando las contradicciones en el discurso, abriendo aspectos nuevos relacionados con el tema.

Todas estas intervenciones deben hacerse mediante enunciados que no hagan presenta la subjetividad del prescriptor.

Actuaciones de las personas reunidas.

Tras la provocación inicial, el grupo comienza la discusión. Es un momento difícil para el prescriptor por temor al silencio.

Sise produce el silencio, es el grupo el que debe angustiarse y resolverlo. El prescriptor debe esperar a que los actuantes comiencen a hablar.

Si el silencio se prolonga demasiado, el prescriptor debe insistir en que es el grupo que ha de tomar la palabra. Finalmente alguien se hará cargo del comienzo.

El comienzo puede ser:

Colectivo: uno se adelanta en nombre propio para marcarse un “tanto” asumiendo frente a los demás una posición de poder.

Grupal: el que se adelanta lo hacen en nombre de los otros para representarlos.

El preceptor que , al principio, provoca el tema y suscita el deseo de discutir, va siendo suplantado poco a poco el  tema y acaba siendo olvidado (aunque de vez en cuando aparezca para interpelar o reafirmar alguna cuestión).

La relación entre loa actuantes el prescriptor pueden ser:

Asimétricas:

Relación del grupo al prescriptor.

Relación de uno actuantes con otros cuando uno de ellos intenta asumir una posición de poder respecto a los otros, adelantándose a ellos.

Simétricas

Relación entre todos los miembros asistentes cuando el grupo funciona como tal y todos los miembros pasan a ser piezas reversibles y transitoria. (comunicación fluida).

 

3.-

Interpretación y análisis del discurso.

El análisis comienza con el diseño de los grupos sigue en la fase de campo y concluye en la fase final, que es el análisis completo que culmina con la realización del informe final.

Está pues, omnipresente en todos los momentos de la investigación.

La fase dura e intensa del análisis comienza con la trascripción literal de los textos obtenidos.

Con esos textos y las imágenes de la cámara de vídeos el investigador realiza el análisis buscando la estructura discursiva que lo sustenta.

Ibáñez: “interpretar es la captación del sentido oculto: Escuchar la realidad como si la realidad hablara (....) No hay regla para la interpretación y el análisis del discurso del grupo: no es obra de un algoritmo, sino de un sujeto”.

El tipo de análisis debe decidirse teniendo en cuenta los objetivos y las circunstancias de cada investigación.

Hay que organizar la información de forma que tenga sentido.

Seleccionando los datos pertinentes e integrándolos en esquemas teóricos, conceptuales.

Los procedimientos para el análisis dependen de los investigadores. Kvueger presenta uno relativamente sencillo:

 

Leer los resúmenes preliminares de cada grupo, anotando las líneas de opinión sobresalientes.

Escuchar las cintas o leer las transcripciones.

Concentrándose en un tema cada vez.

Subrayando los fragmentos de mayor interés o grabándolos en otra cinta para su fácil localización y comparación.

Todo ello sin perder de vista los objetivos del trabajo y teniendo en cuenta el contexto de las intervenciones y contrastando el análisis con otros miembros del equipo.

 

4.- Usos de la técnica.

El grupo de discusión es especialmente adecuado para la compresión significativa e interpretación emocional de la conducta de los autores sociales en la orientación interna (creencias, valores, deseos, imágenes, motivaciones, sean estos conscientes o inconscientes).

Ibáñez; “Se ha desarrollado en España al servicio de la publicidad y la propaganda: para manipular mediante el lenguaje a los consumidores y votantes”

Se ha usado mucho para los estudios de audiencias de los medios de comunicación y estudios de mercados.

Para definir imágenes sociales preconscientes.

Para captar actitudes y motivaciones básicas de los distintos grupos sociales.

Poco a poco se va usando más en el ámbito de las investigaciones sociológicas generales.

Para definir las imágenes sociales de grandes organizaciones o instituciones.

Para interpretar la dinámica de las actitudes de las distintas clases y tipos de ciudadanos frente a las cuestiones de interés general o personal: concepciones de la salud, actitudes ante el trabajo, la educación, el aborto, el deporte, el ocio.-

Es muy frecuente el grupo de discusión como complemento a la realización de encuestas.

A)    el grupo de discusión antes de la realización de las encuestas es una herramienta preliminar y explorativa útil para:

Preparar el diseño del cuestionario.

Anticipar posibles problemas de rechazo o no-respuesta.

c)      Después de una encuesta es útil para hacer una evaluación cualitativa de las mismas.

 

5.- Potencialidades y limitaciones.

Potencialidades

Rapidez: suele durar entre una y tres horas.

En pocos días se pueden hacer varios grupos y analizar los resultados.

El mayor problema estriba en la formación del grupo (selección y localización de participantes.)

Otro problema importante es el análisis e interpretación del discurso.

Flexibilidad: Puede aplicarse para investigar sobre gran variedad de temas, personas y ambientes.

Dinamismo: La situación de grupo provoca que las intervenciones de los miembros surjan como reacción a las intervenciones de los otros miembros: “efecto sinergia”.

Empatía: La interacción grupal facilita la generación de información (por la presencia del moderador y los demás miembros del grupo).

 

Limitaciones

Artificialidad: los escenarios son recreados de forma artificial.

El investigador ha de creer lo que los actuantes dicen en una situación y contexto artificial.

El investigador no tiene la oportunidad de observar directamente  el contexto natural de la vida cotidiana de los participantes.

Es probable que una persona manifiesta, no son opiniones, sino las que se esperan de ella por su condición, o en el sentido de lo social mediante deseable, o porque es incapaz de contradecir las opiniones del resto.

Parcialidad: lo que provoca problemas de validez y fiabilidad porque:

El moderador puede sesgar los resultados, convenientemente o no, al dar pistas sobre el tipo de información que espera obtener.

Algún miembro del grupo muy dominante puede sesgar los resultados.

La generalización de los resultados puede ser problemática porque los grupos pueden resultar muy diferentes entre sí, aun siendo elegidos con criterios idénticos.

 

Volver a licenciado        Volver a profe        Volver a portada