CARACTERÍSTICAS DEL PROCESO DE  INVESTIGACIÓN (RESUMEN)

 

Cuando un profesional de la educación se enfrenta a un proceso de investigación es necesario, en primer lugar ser consciente de una idea, todo el proceso estará filtrado por el sistema de ideas con las que el investigador representa el problema de estudio y las formas de abordarlo. Por eso para poder confiar en el proceso de investigación que se desarrolle y en los resultados obtenidos es necesario saber desde que sistema de ideas se ha desarrollado el proceso y se han interpretado los resultados.

La investigación debe ser un proceso flexible y dinámico. Es decir, consiste en que, para poder identificar un problema, es necesario una  aproximación sucesiva al tema primero desde aspectos generales, hasta encontrar aspectos particulares de la realidad que puedan ser observados y analizados de manera sistemática y que sea factible de buscar la evidencia que pueda tanto sustentar, como refutar lo esperado.

 

En todo caso las investigaciones  se caracterizan fundamentalmente por tres aspectos:

·         La finalidad del estudio que caracteriza el tipo de investigación: conocer, comprender o transformar la realidad.

·         Marco teórico desde el que se aborda el estudio

·         Problemática que aborda y subproblemática que analiza, es la concreción de la problemática en el contexto concreto.

 

IN.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta sería la finalidad global o el enfoque de nuestra investigación, es decir, para qué queremos saber. Pero además es necesario determinar y conocer el marco teórico de referencia, la perspectiva desde la que queremos investigar y la problemática concreta que queremos abordar. Datos que determinan las características relevantes del fenómeno estudiado y por tanto la formulación de los problemas de investigación

 

El marco teórico de referencia, son las “gafas” desde las que observamos y miramos la realidad que investigamos. Ese marco está en relación directa con el tipo de investigación que nos interesa,  determina el análisis de las características relevantes del fenómeno estudiado y por tanto la formulación de los problemas de investigación. En el mismo sentido sirve de guía a la hora de la propuesta metodológica, pues nos dice que información es adecuada y, por tanto, como poder obtenerla y desde que sistema analizar e interpretar los resultados, ya que incide en el sistema de categorías y las unidades de información seleccionadas. Todo ello se concreta en un diseño específico y en unos procedimientos determinados de recogida de información, de análisis y de interpretación.

Las ideas educativas presentan una gran polisemia, es decir, gran diversidad de significados. Analizar las nociones y aspectos sobre los que se van a trabajar y caracterizar la investigación es un paso fundamental que permite la delimitación del problema, un diseño adecuado y la selección de los instrumentos pertinentes para la recogida de información y del posterior análisis de los datos. Las peculiaridades de los problemas específicos de la educación muestran la importancia de disponer de un marco de referencia adecuado.

Ahora bien desde un mismo enfoque y desde un mismo marco de referencia, podemos focalizar nuestro estudio en diferentes áreas problemáticas o problemas y de diversa naturaleza. Según orientes tus indagaciones podemos dirigir nuestras miradas hacia uno u otro campo de actuación propio de la educación. A grandes rasgos se pueden diferenciar tres niveles de reflexión:

·         ámbito curricular / cognitivo à reflexión sobre los problemas de los procesos de e/a en el medio escolar y los contextos donde se desarrollan

·         ámbito formativo/profesional à reflexión sobre los proceso formativos de los profesionales de la educación

·         ámbito teorización  à reflexión sobre la fundamentación sobre cualquier aspecto que influye, condiciona o caracteriza un proceso educativo de cualquier naturaleza

Dando un paso más en el proceso de delimitar el proceso de investigación, en cualquier ámbito se pueden considerar problemas de diferente naturaleza. La tendencia más habitual es la perspectiva cognitiva, focalizada en problemas relacionados con el estudio del conocimiento, cotidiano, escolar, profesional, etc. su organización, su elaboración, su utilización....., pero se pueden y deben considerar otras perspectivas y aspectos en relación con cualquier proceso educativo, como:

 

·         la consideración de la tensión entre lo individual y lo social 

·         análisis de las interacciones

·         relaciones entre investigadores / profesores /alumnos

·         la noción de profesionalidad y su relación con la comunidad de práctica

·         análisis de situaciones especiales educativas

·         .........................

 

En cualquier caso, una vez situados en un ámbito concreto y tendiendo hacia un cierto tipo de problema, aún necesitamos afinar más pues dentro de cada tendencia o aspectos en el que nos centremos, podemos formular diversos tipos de problemas. Los problemas que nos interesan son aquellos que caracterizan las cosas concretas sobre las que de verdad nos interesa indagar, dentro del amplio espectro que nos ofrece el mundo educativo (la evolución de las ideas de un grupo de sujetos concretos, con respecto a un determinado conocimiento o en aspecto más generales de índole formativo, la significación de un proceso educativo, etc.).

Enlazando con las ideas que ya se han expuesto, esto nos lleva a uno de los puntos claves del proceso de investigación, algo que podía parecer obvio inicialmente “formular el problema de investigación”. El problema de investigación siempre surge dentro del contexto educativo, siempre está basado en un marco teórico de referencia, que tiene un fundamento epistemológico. Tanto su delimitación, descripción e interpretación se efectúan siempre dentro de un determinado marco teórico. Para su formulación es necesario situarse en un ámbito de actuación de la educación, precisar el área problemática, delimitar el conocimiento relacionado, los sujetos y el contexto y fijar aquellas aspectos que nos interesan. Es decir, para la formulación del problema es necesario dar determinados pasos:

·         Primero es necesario identificar y delimitar el área problemática

·         Después se puede caracterizar el problema a través de una revisión adecuada de antecedentes que nos sitúe en el momento 

·         Por último se formula /establece la caracterización del problema y las cuestiones de investigación que permiten el diseño

Una vez caracterizado el marco de referencia y formulado el problema general (área problemática), se delimitan los problemas parciales, cuestiones de investigación o concreciones según el contexto, que orientan el proceso de investigación, se pueden establecer expectativas o conjeturas que se puedan contrastar e incluso formular hipótesis, después se establece el diseño metodológico, tipo de investigación (estudio de casos, estudio etnográfico, semicuasiexperimental, etc. ), muestra, técnicas, procedimientos e instrumentos y temporalización.

 


Volver a doctor        Volver a profe        Volver a portada