La Presidenta de la Asociación Antiabortista Americana, califica como terrorismo al aborto y solicita sea nuevamente perseguido.

 

 

Hola a tod@s:
>
>     Me asombra la facilidad con la que a veces manejamos las palabras
según nuestros propios intereses, en muchos casos esto se ve propiciado por la
 propia ambigüedad de su significado y en otros por los giros malévolos de
 alguna mente calenturienta. En el caso que nos ocupa, parecen unirse las
dos circunstancias.

>     Tras el horroroso y detestable suceso de las "torres gemelas", dirigentes de países, partidos políticos y asociaciones de cualquier tipo, se suman al carro de señalar con el dedo todo lo que no les gusta, como terrorismo: Taliban y sus familias ya sean moderados o radicales, Afganos inocentes (no menos que los que murieron en las torres) y palestinos sean cual sean sus intenciones, son para el mundo sinónimos de terroristas.

>     Es cierto que el terrorismo que mata, es un problema que debemos
erradicar, pero han de hacerlo los jueces y no las armas, o mal ejemplo
estaremos dando a los que sufren opresión y miedo en el más amplio sentido
de la palabra. ¿No están causando terror entre la hambrienta desde hace
décadas población afgana, las fuerzas multinacionales?, ¿porque entonces
lo llamamos justicia y no terrorismo?.

>      Ahora los antiabortistas se suben al carro y señalan como terroristas
a los abortistas,  los Chinos a sus disidentes, los Rusos a todos lo
Chechenos radicales o no. Mañana, cualquier madre podría acusar de terrorismo al
inconsciente que se lanza a los medios de comunicación anunciando una
falsa epidemia de meningitis; los Hutus podrían acusar de terroristas a los
médicos y enfermeras que salvan de la muerte a sus enemigos Tutsis, que
después siembran el terror entre los primeros; o yo de terrorismo sonoro,
a mi vecino que me martillea los oídos con el bacalao sin pil-pil (perdón
por esta broma ante un tema tan serio).

>     Terrorismo es sembrar el terror, y no por  ello mataron los americanos
a Orson Wells tras su famoso programa de radio o los jueces castigan a los
famosos que producen, dirigen o actúan en películas del género.

> Saludos

 

                 Volver a portada         Volver a cartas