CARTAS A LISTAS: COMUNICACIÓN CON EL PACIENTE

 

 

Hola a Tod@s:
 
    Hace pocas fechas pudimos leer el comunicado de una enfermera a las listas, sobre el choque brutal que sufrió cuando cambio el rol de enfermera por el de usuario del sistema, debido a una enfermedad grave. Desgraciadamente es algo que nos ocurre algunas veces a los profesionales sanitarios ante experiencias de ese tipo.
 
    Me consta, que la gran mayoría de las enfermeras, tienen claro cuando se expresan públicamente, como se deben tener en cuenta todas las dimensiones del ser humano para ofrecer unos cuidados de calidad a cualquier persona que lo necesite. También en los cursos de postgrado que se imparten a profesionales, tengo la información de que se  prioriza el enfoque holístico sobre el puramente técnico. Se ve en los alumnos que egresan de las Escuelas de Enfermería, como su formación se ha centrado en la importancia de ofrecer un atención integral a las personas necesitadas de cuidados. ¿ Porque entonces no es un hecho aislado, a pesar de ser usuarios privilegiados, lo que describe nuestra compañera?.
 
    En muchas ocasiones, el exceso de trabajo nos lleva a no poder dar la atención que querríamos, pero que poco cuesta y que mucho significa, que nos acerquemos a las habitaciones al inicio del turno de trabajo, a saludar a los pacientes preguntándoles como han pasado la mañana, la tarde o la noche, solo emplearíamos veinte minutos y habríamos ascendido un escalón hacia la mejor asistencia posible.
 
    Frecuentemente manejo un libro titulado "Comunicación entre profesionales de la salud y los pacientes", escrito por Peitchinis y editado por Pirámide. En el se describen innumerables estudios sobre el tema que nos ocupa, en uno de ellos explica que la enfermera es la mas interesada entre todos los profesionales de la salud en la comunicación con el paciente, la que mas se comunica de ellos y la que mas se queja de disponer de poco tiempo para hacerlo. El libro describe un estudio norteamericano realizado en varios hospitales, donde se midió el tiempo empleado en comunicación terapéutica con los pacientes, llegándose a la conclusión de que significaba un 4% del total. A continuación se pidió a las enfermeras de estos centros, que expresaran sus necesidades para disponer de mas tiempo con los pacientes, con el fin de escucharlos, informarlos, hacer educación sanitaria, etc. Después se doto a las unidades de todo lo solicitado. El resultado fue que las enfermeras siguieron empleando el 4 % del tiempo total en comunicación.
    
    Reflexionando sobre estos resultados, me vienen a la cabeza al menos tres preguntas:
    ¿Se da importancia suficiente al desarrollo de las habilidades comunicativas de la enfermera?. Porque puede que lo que ocurra sea que no sabemos como hacerlo.
    ¿ Valoramos la comunicación con el paciente tanto como decimos?.
    ¿Nuestra idea de como debemos actuar con los pacientes, ante la menor contrariedad, queda colgada junto a nuestra ropa en la taquilla antes de llegar a la sala, utilizando para ello cualquier excusa?.

 

 

Volver a cartas       Volver a portada