LA GRAN FELATIO

 

 

(28/abril/2003) Finalizada la guerra con Iraq por segunda vez, aun en el mundo entero resuenan voces en contra de la interesada intervención bélica, cuando todavía no se ha encontrado al dictador Sadam, ni tampoco las armas de destrucción masiva que teóricamente justificaban la invasión y aún la población sufre hambre y sed, todos quieren repartirse el pastel de la "reconstrucción".

 

           Hace un par de días me preguntó un amigo, si sabía la diferencia entre la becaria de el expresidente de USA Bill Clinton y la del actual presidente George Bush, ante mi ignorancia, ya que desconocía escándalo alguno del actual Sheriff del mundo mundial con ninguna Lengüinsky, me contestó que “el bigote”. Después de reírme con ganas, recordé la que se formó en la América de las barras y estrellas, tras destaparse en la prensa la documentada felatio, y la comparé con la exigua reacción del mismo pueblo, ante el actual “mamaso” colectivo (así se dice en Cádiz y suena más simpático), que le realizan todos diariamente a los misiles del Bushito desde que llegó al poder.

 

            De petición de felatio a gran parte del pueblo al que gobiernan, parecen tratarse también los dos últimos sucedidos del PP aparecidos en la prensa Española, el primero amenazando en el borrador de una futura ley (por borradores comienzan todas), con imponer penas de 1 a 6 años a todos los que incurran en delito de “derrotismo”, que no es decir que el Barcelona CF es mal equipo, es manifestarse en contra del gobierno y sus fuerzas armadas. El segundo, el escrito de un responsable del partido y empleado del consulado español en Nueva York, que de forma facciosa y xenófoba, se dirige a los españoles que allí residen pidiendo su voto. Estas dos esperpénticas y escatológicas viñetas, causarían también mi hilaridad como en el chiste anterior, si no vinieran acompañadas de un recrudecimiento de los ataques no chistosos de los ultraderechistas (en esta tarde en la que escribo, un muerto y varios heridos en Huelva, un ataque a la sede de una asociación de gays y lesvianas en Granada y varias palizas en Madrid), que suelen actuar pensando que encuentran amparo en el tipo de políticas que está últimamente frecuentando el PP.

 

            Evidentemente las inclinaciones sexuales del señor Ansar y su sadomasoquista amigo, me dan igual, aunque confieso que tengo curiosidad por saber cual es el papel que juega en este folletín imaginario Tony Blair, no se si de voyeur o mamporrero. Lo que no me da lo mismo es que pretendan callar a la mayoría de los ciudadanos del mundo y a sus periodistas, empleando cualquier forma de represión, ya sea con leyes, ridiculizándolos en sus declaraciones a la telediarrea o con el curiosamente denominado “fuego amigo”.

 

            La más importante y la última de las felatio a las que hoy me refiero, no se la puede llamar así porque es fruto de una doble violación, es la que está sufriendo el pueblo Iraquí. Después de la dictadura bestial a la que fueron sometidos por Sadam, el “eje del bien”, arremete contra ellos por intereses económicos de forma salvaje, ocupan su país, diezman su gente, les imponen gobernantes y les dicen como deben vivir. Dos días llevan ya sus pozos petrolíferos produciendo crudo, ¡que rapidez!, mientras esto ocurre sus heridos no pueden ser atendidos, la comida, los medicamentos y el agua no llegan, y los tesoros de su cultura ancestral, guardados en el museo arqueológico de Bagdad y en las casas de sus antiguos opresores, aparecen en las maletas de los soldados que regresan a USA y en el mercado negro internacional del arte.

“Que sutiles y extranjeros resultan los modernos Ali Baba”

 

Julio de la Torre Fernández-Trujillo         

 

Volver a cartas        Volver a portada