1. LA CULTURA DE LA POBREZA

 

Basándose en sus estudios, 0scar Lewis desarrolló la idea de que los pobres viven inmersos en una subcultura de pobreza, la cual no sólo les mantiene separados del resto de la sociedad sino que de muchas formas los mantiene atrapados en la pobreza. La cultura de la pobreza se perpetúa a través del proceso de enculturación.

 

En otras palabras, bajo el término de cultura de la pobrez 0. Lewis se reafirmó en que la pobreza puede, en algunos casos, convertirse en una forma de vida en sí misma y en un sistema de valores y modelos de comportamientos que se autoperpetúan el pobre se adapta a sus problemas, a sus frustraciones y aislamiento desarrollando su propio y distinto conjunto de actitudes, valores y comportamiento, su propio modo y modelo de vida en una sociedad desigual.

 De acuerdo con Lewis, la subcultura de la pobreza se caracteriza por la desorganización social y por su propia autoperpetuación. A todos los niveles: individual, económico, familiar, local y en su relación con la sociedad global o más amplia.

 

Así pues la cultura de la pobreza ayuda a perpetuar esa misma pobreza, el pobre se mantiene asimismo en estado de pobreza, su fatalismo crea una "profecía que se autocumple".

Lewis señala  unas condiciones para que se produzca y reproduzca la cultura de la pobreza:

 

1 .        Que se desarrolle dentro del sistema capitalista, con las consabidas crisis cíclicas económicas y una tasa de desempleo deseable y lo suficientemente elevada que cree bolsas permanentes de pobreza.

 

2.         Que la sociedad no sea capaz de establecer unos servicios sociales.

3.         Que exista un sistema familiar bilateral, y haya desaparecido o no exista un sistema familiar tipo clan o linaje que cree amplios círculos de solidaridad.

 

4.         Que la clase en el poder sea capaz de imponer una cultura donde el individualismo, el consumismo, y el éxito sean los valores dominantes.

 

Teniendo en cuenta estas razones, no puede darse la cultura de la pobreza en países socialdemócratas, y socialistas, y tampoco en países como la India en donde el sistema social tradicional es todavía muy fuerte y en el que la organización social es también tradicional. Por el contrario, la cultura de la pobreza aparecerá en países de fuerte contenido capitalista (USA) o países donde el colonialismo-imperialismo haya destruido la cultura y la sociedad tradicionales como pasa en Latinoamérica.

 

Como hemos indicado la desintegración se produce a todos los niveles:

 

1. La no-integración del pobre con las instituciones globales, estatales, estructurales, etc. Segregación, miedo, sospecha y apatía sobre esas instituciones y cualquier otra que intente mejorar o paliar su situación.

 

2. Desorganización en el ámbito de la comunidad (barrios). El nivel de organización de la cultura de la pobreza no se extiende más allá de la familia nuclear o como mucho de la familia "extensa". Este nivel de organización  le da a la cultura de la pobreza su marginalidad.

 

 

3. A nivel familiar. Incluso a este nivel la desorganización es muy elevada: Desorganización que se refleja en numerosas familias monoparentales, en las que la mujer es la cabeza de familia y el varón no reside en ella. Se dan numerosas uniones extra matrimoniales, el cuidado de los niños es corto y estos se inician pronto. El niño no tiene ni un patrón estable ni positivo socialmente a imitar y sobre el cual desarrollar su propia personalidad. Se da alta frecuencia de alcoholismo, drogadicción, violencia (conyugal, paterno filial, callejera), machismo exacerbado, y un sentimiento de inferioridad entre las mujeres.

 

Los roles de los hijos se suelen estructurar de la siguiente manera:

- bien como rol defensivo y agresivo, o bien como rol más pasivo y pacífico. Entre las niñas suele establecerse una repartición de roles parecidos. Unas son más agresivas (toman el rol de defender la familia ya que los padres están en su mayoría ausentes), otras más pasivas (son a las que la familia dirige sus pocos recursos a nivel educativo y sobre las que se piensa que ayudarán a la familia económicamente).

 

5. A nivel individual, la personalidad que origina la cultura de la pobreza se caracteriza por un fuerte sentimiento de fatalismo, desesperanza, dependencia e inferioridad. Junto a una alta incidencia en un ego muy débil, y patrones sexuales mal identificados. Una orientación excesivamente hacia el presente con poca disposición a planear y pensar sobre le futuro y con amplia psicopatologías. Fuertes sentimientos de marginalidad y desesperanza, dependencia e inferioridad.

 

Se ha indicado repetidamente que pobreza y cultura de la pobreza no es lo mismo. Existen pobres tales como los parias de la India, o pobres de países comunistas tipo Cuba donde por no sufrir una fuerte desintegración social no se les puede incluir dentro de la cultura de la pobreza que, recordemos una vez más, se perpetua a sí misma, a través del proceso de educación enculturación (socialización) a los jóvenes, de manera que entre los 13, 16 años han asumido el comportamiento, los valores y los estilos de vida que produce e induce la cultura de la pobreza de tal modo que ya les quedan poquísimas posibilidades de salir su situación e integrarse en la cultura global.

 

Otra distinción importante es la diferencia entre pobreza absoluta y pobreza relativa. Existen ciertas necesidades fundamentales: comida, alejamiento y ropa. Una vez satisfechos mínimamente estos requisitos imprescindibles para la vida, se entra en la matización de la pobreza relativa.

 

El concepto e idea de cultura de la pobreza tuvo un impacto importantísimo en USA durante los 60. La idea es que era necesario cambiar la cultura de la pobreza, eliminando su componente de auto perpetuación, esto  se reflejó en un tipo de política social cuyo presupuesto eran miles de millones de dólares.

 

 

 

Una teoría que estaba conectada con la idea de la cultura de la pobreza fue la teoría de los bienes limitados, que se aplicaba en los estudios de sociología rural. Brevemente, esta teoría proponía que la cultura de los agricultores, les impedía el progreso y la modernización. Estos pensaban que la riqueza del mundo era de una cantidad limitada, de tal forma que si alguien obtenía más riqueza ésta era conseguida a expensas de la porción de otros. De esa manera, la cultura configuraba un comportamiento cerrado, opuesto al cambio y a la mejora, y sospechoso de todo progreso porque este repercutía negativamente.

 

De esto se  dedujo  que a la hora de mejorara las condiciones del campesinado primero había que intentar transformar su cultura. Estudios posteriores han demostrado que el campesino cuando encuentra que existen posibilidades reales de cambio y mejora, lo intenta.

 

.Es un hecho casi universal que el campesino es conservador. Lo que es discutible es la causas de su comportamiento conservador: si es resultado de los condicionantes culturales o por el contrario si es por causas estructurales.

 

Desde este punto de vista no son los condicionantes culturales sino los estructurales (las condiciones socio económicas) los que dificultan el cambio y la modernización en el campesinado, y su comportamiento conservador es resultado de esas constricciones estructurales.

 

 

2. CRITICAS A LA CULTURA DE LA POBREZA

 

Recordemos que la cultura de la pobreza es un concepto elaborado por 0. Lewis, que señala que los pobres pueden desarrollar su propia cultura como un medio de adaptación al medio social y que esta cultura les mantiene aislados del resto de la sociedad global.

 

 

De acuerdo con Lewis, la cultura de la pobreza aparece en países capitalistas o colonizados. Y para eliminar la cultura de la pobreza hay que transformar el proceso de socialización de los niños y jóvenes pobres para evitar la autoperpetuación u reproducción de la cultura de la pobreza y la desorganización social que lleva implícita.

Por lo tanto Lewis señala que la transformación de las estructuras sociales y la distribución más igualitaria de la pobreza no pueden hacer desaparecer la cultura de la pobreza.

 

Estas ideas, que como ya explicamos, fueron utilizadas por el gobierno americano, para llevar a cabo costosas campañas para reeducar a los pobres fue, y sigue siendo en la actualidad, fuertemente criticada por amplios sectores de la sociología, la antropología y la política. Como veremos más adelante los ataques proceden desde la izquierda marxista y desde lo que podemos llamar la socialdemocracia.

 

Antes de empezar a explicar las críticas de fondo hay que señalar las críticas metodológicas:

 

1 .        Al analizar una subcultura hay que utilizar los dos enfoques (etic y emic), ya que si sólo se utiliza el etic se cae en el alejamiento y excesiva teorización de los problemas, a la vez que se utilizan unos patrones de análisis equivocados. Por ejemplo, la valoración de que los comportamientos que presentaban los pobres era la burguesa, conservadora y blanca, mientras que los pobres y negros tenían otra escala de valores y otras pautas de comportamiento.

 

2.         La siguiente crítica es que 0. Lewis centró su trabajo de campo y su análisis en estudios pormenorizados de familias. Debido a la excesiva microlización de su análisis le fue dificil realizar los necesarios entroncamientos con las estructuras macro sociales.

 

3.         El análisis y crítica más agudo que la teoría de la cultura de la pobreza ha recibido, lo llevó a cabo Charles Valentine, en su libro La cultura de la pobreza. Para este autor la esencia de la pobreza es la desigualdad. La privación no sólo es material (de comida, ropa y alojamiento) sino también política, educativa, ocupacional, e incluso de  esperanza de futuro.

 

Mientras que el valor social es la igualdad (junto a la fraternidad y la solidaridad) la realidad social es la clara y absoluta desigualdad. Para Valentine la utilización del concepto de cultura de la pobreza sirve para culpar a los pobres de su situación, que su posición social y la privación es resultado de sus propias deficiencias (en este caso culturales).

 

El análisis que Valentine realiza sobre los postulados de Lewis: su concepto de cultura de la pobreza y sus niveles de desorganizacion social, es el siguiente.

 

Sobre la definición de cultura de Lewis, dice Valentine que el plan de vida que los pobres reciben a través de la socialización (es decir la cultura) no difiere en lo esencial de lo que profesa la sociedad en su conjunto, pero las condiciones de vida reales que imponen los bajos ingresos son incompatibles con la realización de este plan cultural. Es decir, lo que es distinto es la capacidad de desarrollar una forma de vida "decente" en una sociedad marcada por la desigualdad.

 

Según Lewis la conducta real de los pobres contradice los valores y normas de la sociedad global. Para Valentine se comparten muchos valores con los estratos dominantes pero se aceptan ciertos valores alternativos cuando las condiciones situacionales son agudas.

 

A nivel local, Lewis señala que no existe ninguna estructura social que transcienda el nivel de familia. Valentine señala que esto no es totalmente cierto y que se puede esperar la existencia de grupos de solidaridad a nivel de grupos religiosos, bandas y grupos juveniles y asistencia entre vecinos.

 

A nivel familiar, Lewis señala que la estructura y los procesos familiares son inestables y desorganizados. Valentine señala que si bien los modelos parentales y familiares no son convencionales, esto es debido a que son medios culturales de adaptarse a las circunstancias impuestas desde fuera. Por ejemplo: las madres como cabeza de familia es un medio para recibir el subsidio, si el padre residiera en la casa, pese a estar en situación de desempleado o trabajo inestable, perdería el subsidio. Por lo tanto, no pueden tener un varón adulto en casa.

 

A nivel psicológico, Lewis señalaba que la identidad personal, el carácter y la concepción del mundo son débiles, desorganizados y limitados. Señala Valentine que los sentimientos de marginalidad, desamparo y dependencia concuerdan a menudo con la índole objetiva de las circunstancias en que se desenvuelve su vida. ¿Crea la sociedad monstruos sociales? ¿qué responsabilidad tenemos frente a estas situaciones?

 

Su vivencia excesiva hacia el presente es entendible desde su posición en la escala social y dadas las escasas posibilidades que tienen de progreso.

 

El machismo exacerbado es simplemente un reflejo de los valores de la sociedad global exagerados por las situaciones de carencia. Valentine no niega que aparezcan muchas psicopatías entre los pobres (recordar los trabajos que Rojas Marcos está realizando sobre los homeless en Nueva York, donde se demuestra claramente que la falta de afecto, el aislamiento y la incomunicación provoca grandes problemas psicológicos en las personas) pero ello no es producto de la cultura sino del sistema, de estar situado en la posición más baja de la pirámide social.

 

Si hacemos un resumen de las tres formulaciones generales teóricas a la hora de analizar el problema de la pobreza nos encontrarnos con tres modelos de análisis bien diferenciados.

 

l'          Modelo 1. Una subsociedad que se autoperpetúa y está dotada de una subcultura defectuosa y malsana. Es el punto de vista de Lewis y que fue seguido por la administración americana. La fiarma de eliminación de la pobreza pasa por resocializar a los pobres en la cultura de la clase media.

 

2)         Modelo 2. Una subsociedad que sufre opresión externa, dotada de una subcultura impuesta y explotada. Sería el análisis marxista, solo se podrá acabar con la pobreza a través de los cambios revolucionarios. La patología, la deformación y el carácter incompleto de la vida de la clase baja tienen su origen en la estructura y los procesos del sistema total. Es la posición que mantiene Petras en su análisis sobre la sociedad global y la crisis de la sociedad americana..

 

3)         Modelo 3. Una subsociedad heterogénea con subculturas variables y adaptativas. Es el modelo que propugna Valentine. Este modelo se concreta en los siguientes puntos:

 

a)         Los pobres de la clase baja exhiben ciertas pautas subculturales distintivas, pero también suscriben las normas de la clase media o del sistema total en algunas de esas mismas esferas vitales.

 

b)         Las pautas distintivas de las subculturas de la pobreza no sólo incluyen rasgos patógenos, como todos los grupos sociales, sino también rasgos, sanos y positivos.

 

c)         La situación estructural y las pautas subculturales de la pobreza varían de grupo a grupo y tienen causas históricas y actuales en las que participan la autoperpetuación tanto a nivel de grupo como individual, a la vez que la actuación de las clases más favorecidas que actúan en su propio interés y que mantienen una desigual distribución de la riqueza.

 

a)         La innnovación que beneficie a los pobres debe realizarse de una forma combinada en tres ámbitos: aumento de los recursos reales disponibles para los pobres, modificaciones en la estructura de la sociedad total, y modificaciones en ciertas pautas subculturales.

 

e)         El origen de estos cambios debe partir de los movimientos sociales ciudadanos que parta de abajo pero que sea capaz de afectar la sociedad en su conjunto.

 

Es interesante que hagamos una referencia al caso español, y analicemos aunque brevemente la problemática de la pobreza en la sociedad española.

 

Analizando la situación española de una manera global S. Giner señala que España asiste, como en otros países a una progresiva dualización de la sociedad. Simplificando la situación, podría decirse que dos terceras partes de ciudadanos consiguen empleo y un estimable poder adquisitivo, mientras que una tercera parte queda marginada o semi marginada del proceso productivo y de consumo.

 

 

S. Giner señala que junto a la desaparición de la clase obrera y capitalista tradicional (consecuencia de la post-industrialización o el post-fordismo) ha aparecido una nueva infraclase social, situada fuera del marco de las relaciones industriales y de su lógica específica. Son parados permanentes y desmoralizados, jubilados y pensionistas con subsidios insuficientes y desarraigados de toda índole.

 

Lo que parece incuestionable en España es que los efectos de las nuevas tecnologías suponen un progresivo encogimiento de los puestos de trabajo no cualificados, así como el peligro real de marginación neotecnológica para amplios sectores de mujeres y de trabajadores de edad.

  

ANTROPOLOGIA URBANA. TEMA 6 :

CIUDAD  Y  GLOBALIZACIÓN.

 

1.- LA  GLOBALIZACIÓN.

A partir de los años sesenta se produce un cambio estructural en el sistema económico mundial que se resume en varias etapas:

1.      Se inicia la desindustrialización de las regiones industriales tradicionalmente líderes

2.      Se inicia la industrialización de nuevas zonas (sudeste asiático)

3.      Comienza la integración de los diferentes mercados financieros a escala mundial

4.      Se inicia la dispersión mundial del sector industrial

5.      Comienza un espectacular avance en el desarrollo de la informática y la telecomunicaciones que permite el desarrollo de los puntos 3 y 4.

La globalización es el macroproceso social que domina los fenómenos de cambio social iniciados a partir de la década de los  60 en los países avanzados pero que estalla en la década de los 90.

La Globalización es considerada como una fase nueva del modelo de producción capitalista, como un nuevo modelo de producción y/o la culminación de un proceso de dominación mundial por parte de los países centrales iniciado  en el siglo XVI.

Es decir varias definiciones, entre estas extraemos los dos elementos principales:

1.       La globalización consiste en cambios en la geografía mundial de la industria, la dispersión del proceso productivo y la concentración de los procesos y centros organizativos y financieros en unas pocas ciudades. Estos procesos se ven posibilitados por el desarrollo de la informática y las telecomunicaciones.

2.       La ruptura de las barreras nacionales que impiden la libre circulación de bienes y servicios y que va dirigido hacia la conformación de un mercado mundial.

Estos procesos s su vez,  genera un impacto directo en:

§         La estructura urbana mundial. Se produce una jerarquización de las ciudades, con tres grandes urbes: N.York, Tokio y Londres, que desde sus centros de negocios dirigen la economía mundial.

§         La estructura social, aumentando el proceso de dualización social (tripartización).

1.1.- LA  GLOBALIZACIÓN. ECONOMICA Y FINANCIERA.-

Según Hall, es la reducción o eliminación de las barreras nacionales para permitir el libre flujo de bienes y mercancias. Las causas de la globalización son para este autor: el desarrollo tecnológico aplicado al comercio mundial y la facilidad de exportar tecnologías de un país a otro manteniendo la centralización de la gestión en las ciudades globales.

La globalización económica trae consigo el hiperdesarrollo de empresas transnacionales y la pérdida del papel de los estados. Las empresas al no necesitar el voto de los ciudadanos, no dirigen esfuerzos al bienestar común. Hay conexión entre gobenantes y grandes empresas. La consecuencia la desprotección del ciudadano, reflejado en el marco urbano.

En la globalizción de los mercados financieros pasa lo mismo, dificil  de controlar por los estados, choques con las legislaciones nacionales. Consecuencias: sistema financiero estatal inestable, crisis e incertidumbre económica  de la población.

La globalización económica es un proceso considerado clasista, insolidario y dirigido o sectario.( Bas)

Estos procesos de transformación impactan sobre la forma de vida urbana. Cultura, relaciones sociales, demografía, medio ambiente,etc. De estos cambios  y consecuencias se ocupa la A. Urbana.

1.2.- LA GLOBALIZACIÓN CULTURAL.-

La globalización no es sólo un proceso económico y tecnológico sino también un fenómeno cultural, cuyos orígenes se hallan en la idea de la aldea global. El desarrollo de los medios de comunicación audiovisuales, la incorporación del ordenador al mundo doméstico (internet) y el dominio de éstos por parte de las empresas estadounidenses ha provocado una globalización – homogeneización de las culturas.

La globalización cultural puede considerarse desde varios puntos de vista, como:

1.       Mediatización cultural, es decir, la formación de una nueva forma de ver y entender el mundo (como una auténtica cosmovisión) a través de las imágenes transmitidas por los medios de comunicación.

2.       Homogeneización de las  culturas, entendida como forma de interpretar la realidad, la progresiva desaparición de las culturas y surgimiento de una cultura global homogénea, visual, alienadora y extremadamente consumista.

3.       Bajo el prisma de los  profundos cambios en las formas y tipos de relaciones sociales, como consecuencia de la incorporación de la telemática al mundo laboral y doméstico.

4.       Como causa del ensanchamiento de las diferencias de clase y entre naciones.

La  revolución tecnológica no está resultando una panacea social, ya que aumenta la separación entre un mundo cada vez más dualizado.

2.- FUERZAS  IMPULSORAS.-

Las principales fuerzas que configuran el crecimiento urbano y el cambio social al final del siglo XX son, según Peter Hall:

1.       El proceso de terciarización. En las economías avanzadas se ha producido la transformación económica desde economías secundarias (con predominio del sector industrial) a terciarias (mayoría de trabajadores del sector servicios). Como principales causas se señalan: aumento de productividad en el sector industrial que ha reducido la necesidad de mano de obra; el traslado de importantes sectores industriales a otros países (en vías de desarrollo y con mano de obra más barata); y la necesidad de mano de obra en nuevos trabajos asociados a la revolución de las nuevas tecnologías.

El proceso de terciarización genera: la disminución de los puestos intermedios, el crecimiento de puestos de trabajo y administrativos de alto nivel y la proliferación de trabajos mal cualificados y mal remunerado.

2.       La informatización. El proceso de terciarización no sería posible sin el desarrollo experimentado por la telemática a partir de los años 80. La información se ha convertido en un capital en si misma y el control de la información en un objeto de poder.

3.      La desarticulación local. Hall entiende por desarticulación el proceso de dispersión o descentralización del proceso productivo. La informatización ha originado la nueva división internacional del trabajo. Ha permitido la separación de los procesos de gestión, organización y finanzas de los centros de producción industrial. Esto ha ocasionado una reestructuración espacial y funcional de las ciudades, que ha dado lugar a la aparición de tres centros mundiales de mando (N.York, Tokio y Londres).

3.- LAS CONSECUENCIAS DE GLOBALIZACIÓN

Se analizan desde los siguientes frentes.

1.       Impacto económico. Las consecuencias negativas de la Globalización son más acusadas en los países pobres, los cuales ven aumentada su dependencia de los países centrales por su déficit tecnológico. No obstante, los países centrales han sufrido un importante proceso de reestructuración económica, ya que las antiguas zonas industriales han entrado en crisis y se ha producido un alarmante aumento del paro. Esto se traduce en: crisis de ciudades industriales, aumento de suburbios y mayor dualización de la sociedad urbana.

2.       Impacto en la estructura urbana.  Se están produciendo cambios profundos en la estructura urbana mundial: aparición de ciudades globales, centros económicos y financieros que monopolizan buena parte de las actividades económicas formales; se produce a su vez el surgimiento de subcentros regionales, versiones menores de las ciudades globales. Aparece así una jerarquía mundial básica de ciudades, que Friedman clasifica en primarias y secundarias. Se profundiza en la segmentación socioespacial. Aumenta la emigración campo – ciudad y periferia – centro, con la exacerbación de los conflictos (étnicos y de clase) en las ciudades. Aumentan los problemas urbanos: paro,  desprotección, violencia,...

3.       Impacto en la estructura social.  Se produce la separación de la sociedad en dos partes con escasa permeabilidad entre ellas, aunque en realidad deberíamos hablar de tres grupos: una clase alta o grupo alto, ocupado por los gestores del capital simbólico; un grupo heterogéneo formado por trabajadores/as del sector servicios no cualificados o empleados en el sector informal; un tercer grupo que ha quedado al margen del mundo laboral y por lo tanto, marginados.

Sobre los grupos 2 y 3 la permeabilidad es mayor especialmente la de descenso, la persona puede          bajar al grupo 3.

 

4.- EFECTOS DE LA GLOBALIZACIÓN EN LAS CIUDADES.

Jerarquización e interdependencia de las ciudades. 

Señala Sassen, que las exigencias de la economía actual llevan consigo una dispersión territorial de las actividades económicas productivas, lo que obliga a que se dé un mayor control, a escala nacional y mundial, por parte del centro, para que dicha dispersión se produzca en condiciones de concentración económica continuada.

Esta función centralizadora la han desempeñado a escala global las ciudades globales y a escala regional las ciudades secundarias.

Este carácter de controladoras de la actividad económica financiera ha conducido a que estas ciudades tiendan a concentrar en su seno una gran variedad de servicios.

A pesar de las telecomunicaciones el trato personal y directo es fundamental en estos grupos controladores de lo que se ha venido a llamar el capital simbólico la información.

Frente al crecimiento de las ciudades globales, se está produciendo una crisis de los estados-nación. El declive de los estados  supone una reducción de las prestaciones sociales y por tanto un descenso de calidad de vida de grupos desfavorecidos.

 

Volver a antropusi        Volver a portada