TEMA 1.- DIFERENCIAS ENTRE MÉTODO, METODOLOGÍA Y TÉCNICAS DE INVESTIGACIÓN

 

La palabra método deriva de las raíces griegas metá (hacia, a lo largo de) y odos (que significa camino). Por lo tanto, en su estructura verbal, la palabra método significa “camino hacia algo”, “persecución” o “esfuerzo para alcanzar un fin”.

 El método se refiere, desde una perspectiva muy general, a los distintos procedimientos que emplean los hombres para tratar de entender o explicar algo.

 Se puede definir, como el camino a seguir mediante una serie de operaciones, reglas y procedimientos fijados de antemano de una manera voluntaria y reflexiva, para alcanzar un determinado fin que puede ser material o conceptual.

 Un método, por tanto, es una guía, un camino, un modo de aproximación y no un conjunto de certezas. Ningún método, es un camino infalible y además es necesario ir cambiando de método para que exista progreso científico. Si siempre se utilizará el mismo método el conocimiento se estancaría.

 El término Metodología, se emplea para designar el estudio de los métodos, esto es, su descripción, explicación y justificación. Sería los procedimientos e instrumentos que se utilizan para hallar caminos de acceso a la realidad.

 La metodología debe:

 1.        Establecer los límites precisos en los que se mueve el problema de estudio.

2.        Clarificar los términos.

3.        Debe identificar la técnica de investigación más correcta para abordar el problema de estudio.

4.        Sistematización de los hallazgos

5.        Formalización del razonamiento.

 Las técnicas de investigación, al igual que los métodos, son respuestas a como hacer para conseguir el fin o los resultados propuestos. Lo que sucede es que las técnicas de investigación tienen un carácter práctico y operativo, serían los procedimientos específicos a través de los cuales se reúnen y ordenan los datos. El método se diferencia de ellas, por su carácter más global.

 Las técnicas se engloban dentro de los métodos y por lo tanto, un método comporta la utilización de diferentes técnicas de investigación.

 

INVESTIGACIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

 

De las primeras debilidades que se observan cuando se revisa la literatura acerca de la investigación cualitativa y cuantitativa, es que se presentan como dicotomías excluyentes, es decir se presentas rasgos de la investigación cualitativa confrontados y opuestos a los de la investigación cuantitativa. Operando de este modo las clasificaciones ganan en simplicidad pero pierden en precisión.

No se puede reducir las diferencias entre los dos métodos, en decir que lo cualitativo, utiliza palabras y lo cuantitativo, utiliza números.

Las características peculiares de ambos métodos se presentan en el siguiente cuadro:

 

METODO

CUALITATIVO

CUANTITATIVO

Objeto de la investigación

Captación y reconstrucción del sentido

Describir los hechos sociales

Lenguaje

Conceptual y metafórico

Encuestas y números

Método para captar la información

Flexible y desestructurado

Estructurado

Procedimiento

Sobre todo Inductivo

Sobre todo deductivo

Orientación

Holística y concretizadora

Particularista y generalizadora

 

Los métodos cualitativos tienen el objetivo concreto de descubrir qué es lo que ocurre en la realidad. Buscan los significados atribuidos por los protagonistas de su investigación. Las técnicas que utilizan se orientan a la recogida esmerada de datos, con observaciones lentas, notas de campo, etc. Lo cualitativo busca el significado en los hechos que se investigan. Otras características son: estudian los fenómenos sociales en el entorno donde se producen, exploran el significado que le atribuye el actor, utilizan la observación y la entrevista abierta, usan lenguaje simbólico frente al estadístico.

 Bericat en su artículo sobre la integración de ambos métodos, pone de manifiesto la debilidad de la mayoría de clasificaciones, ya que como deciamos antes, son dicotómicas y excluyentes y además no distinguen si los rasgos diferenciadores pertenecen al plano epistemológico, metodológico, al plano de las técnicas o al del análisis de datos.

 Bericat propone un conjunto de seis dimensiones que incluyen las decisiones más importantes a la hora de definir la orientación metodológica de una investigación social

 1.        Sincrónica-Diacrónica

2.        Extensión-Intensión

3.        Objetividad-Subjetividad

4.        Análisis-Síntesis

5.        Deducción-Inducción

6.        Reactividad-Neutralidad

 

A las investigaciones de orientación cualitativa le suelen ser atribuidos los polos derechos de la lista de dimensiones. Esto es, se las considera investigaciones que atienden a los procesos de los fenómenos sociales, que analizan con profundidad el fenómeno, que observan desde la subjetividad de los sujetos investidos, no descomponen la realidad social, operan por inducción, dando importancia al contacto con el medio social y estudian la realidad en su espontánea constitución (neutralidad).

 A la investigación de orientación cuntitativa, se le suele atribuir los polos izquierdos. Se consideran investigaciones para captar la estructura estática de la realidad, con representatividad, son objetivas ya que se ajustan a protocolos establecidos, su meta es constrastar la hipótesis de partida y tratan de operar en condiciones controladas para garantizar su fiabilidad.

 Si se analizan estudios cualitativos y cuantitativos, se puede observar que no se puede realizar una adscrición fija de estos rasgos a ninguno de los dos tipos de investigación. De esto se deduce que la divisoria entre lo cualitativo y cuantitativo es menos clara de lo que se presupone.

 El método de una investigación, no puede caracterizarse por la posición que ocupa en uno de los 6 ejes o dimensiones antes citadas, sino por la posición que ocupa en el conjunto de los 6 ejes que constituyen un espacio metodológico n-dimensional.

 Veamos a continuación algunas argumentaciones sobre las 6 dimensiones, que hacen ver que no tienen porque necesariamente coincidir el polo izquierdo con lo cuantitativo y el derecho con lo cualitativo.

 

Sincrónica-Diacrónica

 Es importante partir de sí el objetivo de la investigación es obtener una visión estática, que reflejará lo que sucede en un momento determinado, o si lo que se pretende es conocer los hechos sociales en el marco de una temporalidad.

 Es lógico pensar, que las técnicas tipo estudios etnográficos, se adapta más a la observación de los procesos sociales en un marco de temporalidad, que por ejemplo la encuesta, más asociada con técnica cunatitativa tradicionalmente sincrónica. Pero lo mismo puede decirse de un grupo de discusión o una entrevista no estructurada y sin embargo son consideradas cualitativas.

 

Extensión-Intensión

 El investigador está obligado a acotar el objeto de estudio, no sólo por los recursos, sino por la lógica imposibilidad de estudiar la totalidad social. Cuanto más grande sea la extensión de su objeto de estudio menor tendrá que ser la intensión con la que podrá estudiarlo. Lógicamente,  el estudio profundo de un objeto requiere una reducción de su amplitud.

 Más allá de lo concreto frente a lo abstracto, de lo profundo frente a lo superficial, etc., la investigación social está relacionada con la capacidad para generalizar los resultados. Esto se llama validez externa.

 A la encuesta se le atribuye una alta validez externa, ya que trabaja con extensos ámbitos de la realidad social, además desarrolla los tipos de muestreos, única forma de garantizar la representatividad. La observación o el estudio de casos, se le atribuye poca validez externa, estudian un partiular objeto en una situación particular.

 En un caso se puede postular de todo en general pero de ningún individuo en participar. En el otro se puede posturlar de un individuo en particular pero de nadie en general. Pero desde ambos se puede transitar por la extensión y la intensión del hombre, sociedad y de la cultura.

 

Objetividad-Subjetividad

 El problema de la subjetividad y la objetividad en ciencias sociales se despliega según dos criterios distintos: la realidad y la verdad.

 El criterio de realidad alude al hecho de que en el hombre existe una realidad interior. La realidad subjetiva emerge, en gran parte de la interacción social y sería legitimo que la subjetividad sea objeto de la investigación social.

 Por otra parte, y en relación con la verdad, diremos que dar cuenta de la realidad social, exige conocer las actividades de las personas, grupos, etc.

 Si un investigador social, ve sentado a un hombre triste, le puede preguntar por los motivos de su tristeza. Éste puede comunicar su particular versión explicativa de su conducta. Lo que no es tan evidente es que esa versión pueda tomarse como verdadera. Es lógico, pensar tres cosas: una, que el hombre no disponga de una versión veraz,  dos, porque nada puede garantizarnos que el sujeto esta dispuesto a expresarse y tercero, porque en muchas ocasiones el punto de observación no es el idóneo.

 También es importante, distinguir entre el análisis de la conducta que se realiza desde el propio sujeto (lo cualitativo, lo que intenta es ver a través de los ojos del propio agente), que el análisis que se observa desde una perspectiva exterior.

 Las encuestas, investigan a través de la palabra estructurada, desde la perspectiva del investigador, pero es no quiere decir, que evite la subjetividad (falacia del objetivismo).

 En el estudio de las ciencias sociales, donde observador y observado comparten un lenguaje común, donde el observado también se observa a sí mismo, la dicotomía objetividad-subjetividad es ineludible, tanto para lo cualitativo como para lo cuantitativo.

 

Análisis-Síntesis

 El análisis puede definirse como un modo de captar la realidad que opera por medio de una previa descomposición para luego estudiar las partes.

 La metodología sintética opera por composición de las partes, relacionando éstas entre sí y estudiando su naturaleza en virtud de la integración en el todo, dandole así sentido y esencia.

 Lo cuantitativo suele asociarse estrictamente con el análisis y lo cualitativo con la síntesis.

 Desde la perspectiva analítca, el investigador, descompone los fenómenos sociales buscando no su íntegra esencia, sino cualidades específicas o características puras que se le puedean atribuir. Por ejemplo, desde esta perspectiva, la naturaleza de un simple palo no tiene respuesta, tan sólo podemos hablar de su longitud, peso, etc. La definición del fenómeno se realiza mediante agregación de sus atributos. Esto desde la perspectiva cualitativa, no llegaría a constituir una verdadera síntesis.

 

Deducción-Inducción

 El proceso de una investigación puede recorrerse en dos sentidos, partir de ideas que debe constrastarse con datos (deducción, más propia de lo CUANTITATIVO), o observar realidades empíricas que infieran ideas (inducción más propia de lo CUALITATIVO).

 En realidad, está dicotomía no es tan clara, ya que en toda investigación nos movemos de las ideas a los datos y de los datos a las ideas.

 

Reactividad-Neutralidad

 La reactividad, hace referencia a las modificaciones que los propios instrumentos de medida causan en los fenómenos medidos y observados.

 La reactividad existe no solo cuando el investigador opera con la realidad, sino también cuando la observa.

Hay técnicas que provocan una mayor reactividad que otras, o lo que es lo mismo hay algunas más neutrales que otras. La observación oculta es un claro ejemplo, de técnica neutral.

 La gente cambia de conducta al sentirse observado, no es lo mismo un lugar de reunión que otro, una escala u otra en las encuestas, etc.

 Como puede verse esto ocurre tanto en las técnicas cualitativas como en las cuantitativas.

 

 

TEMA 2.- LA PRÁCTICA ETNOGRÁFICA. PROCESO ETNOGRÁFICO

 

Para Velasco y Rada, la etnografía es el proceso metodológico global que caracteriza a la antropología social. La etnografía, no consiste sólo en hacer entrevistas, observaciones o análisis de contenidos sino en realizar operaciones cualitativas y cuantitativas con la intención de ofrecer interpretaciones de la cultura.

 Hasta ahora la originalidad de la investigación antropológica, se fundamentaba en la utilización de la observación participante como la única forma de obtener información. Aún aceptando que la observación participante es efectivamente la estrategia más utilizada, el etnógrafo se sirve de otras técnicas cualitativas, por ejemplo la entrevista, grupos de discusión, encuestas, etc.

 El trabajo de campo se constituye como una fase primordial de la investigación antropológica pero no es toda la etnografía. El trabajo de campo es una situación metodológica, es intencionado ya que hay un acercamiento del investigador que debe comportarse de la forma más natural posible. Esta situación variará en función de lo que se estudie.

 El objetivo de la etnografía es captar significados y reglas de acción social en un contexto particular a partir de la interacción con personas con las que llegamos a interpretar su realidad.

 El trabajo de campo es interactivo, flexible, con idas y venidas del proyecto a la recogida de datos.

 Según Velasco y Rada, para inciar una investigación etnológica es necesario que el investigador genere una capacidad de estrañamiento y que se evite el etnocentrismo.

 Para Jociles no es la técnica, lo que hace que un trabajo pertenezca a una disciplina u otra, sino el uso que se hace de la misma. La originalidad de la etnografía rádica, por un lado, en la mirada antropológica desde la cual se aplican las técnicas y por otro, su ubicación dentro del proceso etnográfico. Juntos configuran lo que se ha denominado “la manera de abordar el sujeto de estudio”. Es el contexto general de aplicación de las técnicas de investigación en antropología social lo que permite aceptar una investigación como antropológica. Por lo tanto, no es el hecho de recurrir a una técnica u otra, sino el uso que de ellas hace el investigador.

 Velasco define el proceso etnográfico como un proceso métodológico y Jociles lo definen como el uso de un método, el cual produce una situación concreta que es la del trabajo de campo.

 Para Velasco, por tanto el proceso etnográfico da comienzo en el momento que se perfila el objeto de estudio e incluye la selección de teorías, planteamiento, método y técnicas. Recorre, todo el desarrollo de la investigación. Para Jociles el proceso etnográfico es una parte sólo del proceso metodológico.

 Investigar en Antropología, para Jociles consiste en Usar un procedimiento, para realizar un análisis de una realidad, realizado por una persona que tenga una derteminada mirada (mirada antropológica) y que use una técnica de investigación apropiada a la situación concreta. Por lo tanto, el que investiga es un factor de la investigación “somos instrumentos de la investigación”.

 ¿Pero, en que estriba, en definitiva la mirada antropológica de los cojones?. Podríamos decir que está compuesta por un conjunto de principios, de percepciones, sentimientos y actuaciónes que, encarnados en el sujeto de la investigación, termina por guiar explícita o implicitamente sus indagaciones.

 La antropología, podríamos definirla como el estudio de los otros. Pero ¿Quién es el otro en el discurso y en la práctica antropológica?. El otro es el objeto y el sujeto, es decir el sujeto sometido de la investigación. La tendencia general es a pensar que el otro está fuera (incluso el antropólogo va a buscarlo).

 Esta mirada se conforma por unas normas antropológicas que son:

 1.        Intentar dejar a un lado las propias preconcepciones o estereotipos. Estudiar las cosas tal y como están ocurriendo, es decir tal y como los partici`pantes lo ven y lo construyen. Intentar comprender el punto de vista de los otros.

2.        La creación del extrañamiento o la distancia. Intentar convertir en extraño lo que es familiar.

3.        Tener en cuenta las relaciones existentes entre el ámbito de estudio y su contexto. Estaría relacionado con el holismo. Este principio ha sido criticado por ser imposible e inmanejable para llevarlo a cabo. Se entiende que describir todos los subsistemas de una comunidad es muy amplio y poco teórico.

4.        Utilizar la teoría social para guiar la observación. El objetivo sería hacer una interpretación cultural de lo estudiado, pero intentando ir más allá de una mera crónica de sucesos particulares, consistiría en mirar debajo de ellos para comprender como la gente los interpreta.

 El método etnográfico es aplicable a investigaciones que tienen un carácter exploratorio, pero se pueden aplicar también a las que intentan probar una teoría. En cualquiera de los casos, la etnografía ofrece mayores garantías de validez que otros métodos de investigación. Las razones son, primero, porque los procesos sociales se investigan en lugares cotidianos y segundo por utilizar distintas fuentes de información. El carácter multifacético de la etnografía propicia la triangulación (diferentes clases de información pueden ser comparadas).

 La etnografía moderna (etnografía conmutante), se trata de una situación en la cual el etnógrafo desarrolla su trabajo de campo y sus interacciones con el sujeto en un espacio y en un tiempo claramente separados del espacio y tiempo dedicados a la vida privada de las personas con las que trabaja.

 

EL DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN ETNOGRÁFICA

 Diseño flexible. La hipótesis y otros aspectos de la investigación no están claramente determinados de antemano.

 Hasta que el investigador no está en el terreno donde se va a hacer la investigación, no dispone de mucha información sobre lo que va a encontrar e incluso si esto es factible. Otra razón es que la práctica etnográfica consiste en observar sobre el terreno y describir los hechos observados, de forma que el diseño de la investigación tiene escaso sentido. Esto no significa que el investigador acuda sin saber que es lo que quiere estudiar y como lo va a hacer.

 Planteamiento del problema

 Este es el punto de partida de cualquier investigación.

 Puede hacerse agrupandolo en dos categorías: cuestiones sustantivas o sustanciales, cuestiones importantes desde el punto de vista empírico, cuestiones formales o teóricas, relacionadas con problemas sociológicos. En general, se suelen dar planteamientos de problemas de forma interrelacionados con las dos categorías.

 Selección del escenario 

El lugar elegido para realizar la observación, es de vital importancia a la hora de elegir el tema, es decir, en la investigación etnográfica el tema y el lugar no solo están relacionados sino también condicionados.

 Un buen escenario es aquel al que el observador puede acceder facílmente, puede establecer una buena relación con los informantes y puede recoger información relevante.

 Acceso a los escenarios

 Depende de la conveniencia, y sobre todo que sean accesibles.

 La accesibilidad es un problema ya que se pueden desarrollar en:

 Escenarios públicos: párques, bares, etc. que no tienen problemas de acceso pero es difícil interactuar con las gentes.

Escenarios privados: Hospitales, etc. Es preciso negociar con la autoridad (ellos lo llaman porteros).

 

Modos de realizar la observación 

Se puede llevar a acabo de forma:

 Abierta: el investigador negocia su presencia en el campo de estudio. Se llama observación participante (las personas observadas conocen al observador y le permiten participar como miembro del grupo). Tiene como inconveniente que le pueden ocultar información, ya que lo conocen y además puede influir en la conducta de los sujetos.

Encubierta: El investigador participa en las actividades del grupo como si fuera un miembro más y nadie sabe que está realizando la investigación. Lo más difícil es realizar la investigación sin ser decubierto y además conlleva problemas éticos.

 La entrada en el campo 

Supone uno de los momentos más delicados. Debe establecer un equilibrio entre la realización de la investigación y su relación con los informantes.

 Una vez dentro del campo, se debe adoptar un rol que permita la investigación pero que los informantes se sientan cómodos.

 El investigador con su presencia y comportamiento altera en mayor o menor medida la situación social que investiga.

 Debe adoptar una posición intermedia que le permita acceder a todos los ámbitos de interés, mantenerse al margen de los conflictos y aceptar las normas del grupo.

 Debe dar información sobre la legitimidad del trabajo, quien lo encarga, responsables, razones que lo justifican, etc.

 Debe conseguir ganarse la confianza de los actores y acomodarse a sus formas de hacer las cosas, ser humilde con objeto de no ser visto como una amenaza.

 Debe buscar informadores claves, es decir gente bien vista, que conozcan bien el escenario, reconocidos, etc.,  de modo que la información que suministra sea aún más rica.

 Recogida y registro de la información

 Se utiliza la observación participante. El investigador  es uno más, no sólo debe de observar, sino de acompañar, ayudar, etc.

 La entrevista etnográfica, el análisis de datos, y otras técnicas también se utilizan.

 Los etnógrafos utilizan las notas de campo, las grabaciones, videos, etc., para registrar sus datos.

 El procedimeinto habitual es la toma de notas en el diario de campo. Son descripciones concretas de los hechos observados y los contextos donde han tenido lugar. Su finalidad es que no se pierdan la información observada y que este disponible.

 En que momento se toman los datos 

Lo ideal es en el mismo momento que suceden, pero esto a veces es imposible. En la medida que nos alejemos en cuanto a tiempo es posible que se pierda riqueza en los datos.

 Que notas son las que se van a tomar 

Es importante distinguir entre lo que son certezas, comportamientos observados, de lo que son incertezas, interpretación de lo observado.

 Es conveniente anotar, el espacio físico (donde tiene lugar la observación), los participantes (quienes), el objetivo, el comportamiento social (que hacen, como lo hacen), frecuencia y duración e impresiones del observador.

 Análisis 

Se realiza de forma simultánea a la elaboración del tema y durante toda la investigación.

 El esquema a seguir es:

 - Lectura de las notas de campo

- Organización

 En definitva, sacar todo lo significativo.

 Los controles de la investigación

 Se recomienda el uso complementario de información, por ejemplo entrevistas, documentos, etc.

 No sustituir la descripción por el propio análisis.

 No abandonar el papel de investigador.

 TRIANGULACIÓN

 La triangulación consiste en la utilización de diferentes métodos dentro de un mismo diseño.

 La triangulación de las fuentes de información se realiza a través de varias fuentes y en distintos momentos.

 La triangulación entre diferentes investigadores se hace con trabajos en equipos.

 La triangulación de técnicas se realiza combianado la observación participante, con la entrevista y el análisis de datos secundarios.

 EL INFORME

 Se realiza cuando acaba la investigación, el investigador se ha retirado del campo, ordenado sus datos y otros materiales.

 Ver a quien va destinado el informe, incluir datos generales de la investigación, donde fue realizada, técnicas empleadas, lugar, fecha, etc.

 La estructura puede ser:

 - Contexto

 - Ámbitos de interés, citas, resúmenes de entrevista, etc.

 - Análisis de los datos de interés

 - Interpretación

 

 

                Volver a portada        Volver a Antropusi